Aún más sol para los techos de la capital

Share

Claudia Sheinbaum quiere realizar el plan con el apoyo de varias entidades, entre las cuales figuran, entre otras, la SENER, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial, la CFE y las asociaciones fotovoltaica Asolmex y Anes.

Se trata de un plan muy concreto y detallado de desarrollo de la energía solar tanto para calefacción como para electricidad que se prevé sea implementado entre 2019 y 2024.

En cuanto a los calentadores solares, el gobierno de la ciudad dijo querer invertir 480 millones de pesos (aproximadamente 80 millones de pesos por año), con un impacto previsto en la economía de la ciudad de 4,724 millones de pesos.

Los planes fotovoltaicos

La parte fotovoltaica del plan prevé la instalación de, al menos, 350 MW de generadores, con una tasa de crecimiento anual prevista de unos 58.3 MW. En particular, el plan incluye 200 MW de proyectos sobre cubierta de potencia de hasta 500 kW, de los cuales 100 MW sería destinados a aproximadamente 10,000 pymes, y de sistemas fotovoltaicos de potencia de hasta 40 kW para 300 edificios públicos de la ciudad.

El plan prevé, además la realización de instalaciones de mediana escala de potencia superior a 500 kW por una potencia total de 350 MW. En total, el gobierno municipal invertirá unos 377 millones de pesos por año en esta parte del programa, esperando así que el impacto en la economía de la ciudad durante los próximos cinco años sea de unos 7,929 millones de pesos. Dos centrales serán instaladas para la Central de Abasto (25 MW) y el Sistema de Transportes Eléctricos (4 MW). En cuanto a la Central de Abasto, la jefe del gobierno dijo durante la conferencia de prensa que se realizará tanto con el apoyo de inversores privados como de la CFE, dejando entrever un modelo que quizás pueda ser extendido a nivel nacional.

Un plan para diferentes tecnologías

La iniciativa, presentada durante el fin de semana por la Sheinbaum, incluye también, entre otras cosas, proyectos de eficiancia energética, reconversion de edificios públicos, y construcción de pequeñas centrales eléctricas de biogás.

El programa tiene el objetivo de evitar dos millones de toneladas de dióxido de carbono.