Las tecnologías fotovoltaica y eólica, las protagonistas de los proyectos de energía en México

Share

México es uno de los diez países con mayor inversión en energías limpias y en materia de eficiencia energética se consolido como líder de América Latina, de acuerdo con el pronunciamiento de Pedro Joaquín Coldwell, Secretario de Energía en la sesión ordinaria del Consejo Consultivo para la Transición Energética (CCTE), en el cual se presentó el informe de avances de energías limpias al primer semestre de 2018 que, de acuerdo con los datos disponibles, alcanzó el 24.12 por ciento de generación de energía eléctrica con fuentes limpias.

En la última reunión en esta materia del actual gobierno federal, se destacó que el país se coloca a menos de un punto porcentual de alcanzar la meta establecida en la Ley de Transición Energética de tener el 25 por ciento de generación con fuentes limpias al cierre de 2018; se explicó que este año entraron en operación las primeras fases de seis de los proyectos ganadores en las Subastas Eléctricas con mil 564.93 MW: cuatro proyectos fotovoltaicos con una capacidad total de 965.93 MW y dos eólicos con 599 MW.

Una de las tecnologías que contribuyó de forma decisiva para obtener este resultado, fue la cogeneración eficiente.

El Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) presentó los resultados de la revisión anual de los instrumentos de planeación: La Estrategia de Transición para promover el Uso de Tecnologías y Combustibles más Limpios; El Programa Nacional para el Aprovechamiento Sustentable de la Energía (PRONASE) y el Programa Especial para la Transición Energética (PETE).

Centro de Innovación en Energías Renovables, UTH, Sonora
Centro de Innovación en Energías Renovables, UTH, Sonora

Fuente: Centro de Innovación en Energías Renovables, UTH.

El IMCO informó que la energía solar fotovoltaica tuvo un crecimiento de más de 1,300 por ciento en un periodo de cuatro años y la energía eólica de 154 por ciento en el mismo periodo. Esto se debe a principalmente a dos acciones relevantes: la realización de las subastas eléctricas y la implementación de un mercado de Certificados de Energías Limpias (CEL).

El instituto subrayó que de 2013 a 2016, la intensidad energética se redujo en un cinco por ciento. En el caso del PRONASE señaló que el porcentaje total de avance es del 97 por ciento cumpliendo con lo señalado en la Ley de Transición Energética e impactando positivamente el posicionamiento de nuestro país a nivel internacional y México se ha colocado en el lugar número 12, superando el sitio 16 en que se encontraba en 2016.

Respecto al Programa Especial para la Transición Energética, señaló que al 15 de noviembre de 2018 se contabilizaron 55 líneas de acción completadas al 100 por ciento y 142 actividades que habían cumplido su meta. El avance promedio de este instrumento es del 96 por ciento y esto ha influido para que México se encuentre entre los diez países con mayor atractivo para las inversiones en Energías Renovables.

Tan sólo en 2017, México representó el 36 por ciento de las inversiones en América Latina.

Parque foto
Parque fotovoltaico

Cox Energy

En el encuentro también participó la organización no gubernamental, Iniciativa Climática de México (ICM) informó al pleno del CCTE que el 21 de noviembre dio inició el Proyecto de Financiamiento para el Acceso de Tecnologías de Energías Renovables de Generación Eléctrica Distribuida (FATERGED), ahora denominado CSolar, y que se constituyó con un fondo de garantía de 96 millones de pesos depositado en Nacional Financiera, lo que permitirá detonar créditos para las Pymes de hasta 960 millones de pesos a tasa preferencial en un mercado de cerca de cuatro millones de empresas susceptibles de ser beneficiadas.

El Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, frente a más de 150 personas participantes en el Consejo, hizo un reconocimiento a los gobiernos, agencias e instituciones internacionales que han apoyado a México en la transición energética: Banco Mundial, Banco Interamericano de Desarrollo, la Agencia Alemana de Cooperación, la Agencia Danesa de Energía, la Agencia Francesa y el laboratorio de Energías Renovables de los Estados Unidos.

Reconoció también a los representantes de la academia, a las ONG’s y al sector privado, por su participación y compromiso con la transición energética.