El Reino Unido y su transición energética ¿Qué sucede?

Share

Una colaboración editorial para pv magazine México de la Universidad Robert Gordon.

Paul de Leeuw, profesor y director del Instituto de Transición Energética de la Universidad Robert Gordon

Un nuevo informe de la Universidad Robert Gordon (RGU) revela que el Reino Unido no logrará una transición “justa y equitativa” para 2030 a menos que haya una alineación urgente en todo su espectro político para mantener los puestos de trabajo en la industria energética marina del Reino Unido, las inversiones en la cadena de suministro y la contribución económica de la fuerza laboral.

En Delivering our energy future, RGU analizó más de 6.560 vías para la industria energética offshore del país europeo de aquí a 2030.

El informe concluye que las decisiones políticas del Reino Unido y Escocia, más que la economía del mercado energético, determinarán el tamaño de la fuerza laboral y la cadena de suministro.

De los miles de vías analizadas, menos de 15, es decir, el <0,3 por ciento, cumplen los principios de transición “justa y equitativa”. Incluso estos escenarios limitados requieren el éxito del sector de las energías renovables para lograr mayores niveles de ambición a través de miles de millones de libras de inversión adicional en los próximos seis años.

Paul de Leeuw, profesor y director del Instituto de Transición Energética de la Universidad Robert Gordon: “El Reino Unido todavía tiene una oportunidad única para crear un nuevo futuro energético. Acelerar la reutilización del Mar del Norte como una cuenca multi energética de clase mundial garantizará que el sector pueda abastecer de energía al país durante las próximas décadas. El premio para el Reino Unido por hacerlo bien es enorme. Pero para lograrlo se requiere acción y urgencia, lo que significa una planificación y un consentimiento más rápidos y acceso a la red. También necesitamos mecanismos de fijación de precios de la electricidad más flexibles para evitar retrasos o cancelaciones de proyectos y un enfoque proactivo en la creación de contenido del Reino Unido para que podamos diseñar, fabricar, instalar, poner en marcha y operar algunas de las nuevas infraestructuras críticas necesarias. Esto, así como la creación y el mantenimiento de las habilidades y capacidades de clase mundial desarrolladas en las últimas décadas, será crucial.”

Londres, Gran Bretaña. Imagen: liushuquan / Pixabay

Paul de Leeuw: “Si bien existe consenso entre todas las partes interesadas, incluidos los gobiernos, los políticos, las organizaciones industriales y los organismos de desarrollo económico, de que debemos realizar una transición ‘justa y equitativa’, se requiere un enfoque mucho más ágil y conjunto para abordar cómo el país puede asegurar mejor sus ambiciones energéticas, al tiempo que aborda la crisis del costo de vida, gestiona la seguridad energética y cumple con la agenda de cero emisiones netas.”

“Las últimas investigaciones refuerzan la necesidad de una alineación urgente en todo el espectro político para acordar las acciones a corto plazo que brindarán una transición justa y equitativa, manteniendo la fuerza laboral hasta 2030 para brindar un futuro neto cero a largo plazo y los beneficios económicos asociados para el país. Si el Reino Unido no es capaz de entregar cerca de 40 GW (frente a los 15 GW a finales de 2023) de capacidad eólica marina instalada y las ambiciones de contenido del Reino Unido para las nuevas actividades para 2030, es poco probable que retenga la mano de obra de la energía marina sin actividades adicionales”: concluye el profesor De Leeuw.

El estudio En Delivering our energy future, RGU indica que el declive actual de la industria del petróleo y el gas debe compensarse mucho más rápidamente con mayores niveles de actividad identificables y un mayor contenido del Reino Unido en energías renovables si se quiere que alguna de las vías hacia una transición “justa y equitativa” permanezca abierta. De lo contrario, señala el documento, será necesario tomar medidas provisionales para hacer frente a la disminución de las actividades, incluida la producción de petróleo y gas, que actualmente se espera que se reduzca en más del 40 por ciento para 2030.

Paul de Leeuw, concluye: ” Para lograr este resultado, el sector de la energía marina del Reino Unido debe realizar un gasto de hasta 200 mil millones de libras esterlinas durante el resto de esta década en proyectos eólicos marinos, hidrógeno, captura y almacenamiento de carbono (CCS) y petróleo y gas. Dada la magnitud del cambio que se necesita en la industria energética en los próximos años, este informe destaca que el Reino Unido y las administraciones descentralizadas deben buscar urgentemente vías energéticas creíbles, que brinden una transición ‘justa y equitativa’ para el sector y su fuerza laboral”.

A los efectos de su análisis, RGU utilizó la definición de las Naciones Unidas de una transición justa y equitativa: “Garantizar que nadie se quede atrás en la transición hacia economías y sociedades bajas en carbono y ambientalmente sostenibles” y la definió aún más vinculándola al mantenimiento de los 154 mil puestos de trabajo directos e indirectos de la industria de la energía en alta mar del Reino Unido y al mantenimiento de la cadena de suministro y la contribución económica de la mano de obra en alta mar a niveles de 2023 o mejores para finales de la década.

Un nuevo informe de la Universidad Robert Gordon (RGU)

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.