Próximo Domingo, las energías renovables en la COP 27 en Egipto

Share

De acuerdo con The Climate Reality Project América Latina, la COP 27 es una gran oportunidad para que los países desarrollados aumenten el financiamiento climático y movilicen en el corto plazo 100 mil millones de dólares anuales para limitar el aumento de temperatura por debajo de los dos grados celsius y así mitigar los efectos del cambio climático.

La ONU ha explicado nuevamente las consecuencias de no tomar medidas drásticas contra el cambio climático. Image: Skeeze/Pixabay

La Conferencia de las Partes número 27 (COP 27) de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) –la reunión anual más importante en materia climática a realizarse del 6 al 18 de noviembre, con sede en Sharm El Sheikh, Egipto– reunirá a jefes de Estado, representantes de la iniciativa privada, líderes climáticos y sociedad civil, para negociar metas más ambiciosas y generar alianzas que permitan limitar el aumento de la temperatura global. La reducción inmediata y significativa de emisiones, así como la adaptación a los efectos irreversibles que ya ha ocasionado el cambio climático, requiere de grandes inversiones, por ello, el financiamiento climático será el tema central de la convención.

La COP 27, se realiza en un contexto de salida de una pandemia global que ha dejado un escenario complejo de recesión económica mundial y ha agravado las condiciones de desigualdad en gran parte del mundo. Además, la actual guerra en Ucrania ha afectado significativamente el suministro energético mundial lo que ha estimulado un aumento de combustibles fósiles por parte de las principales economías cuando deberíamos de estar avanzando de manera más acelerada hacia la generación de energía renovable.

De acuerdo con el informe de 2018 del IPCC, las emisiones de CO2 debían reducirse en un 45 por ciento para 2030 en comparación con los niveles de 2010; sin embargo, los compromisos actuales aumentarán las emisiones en un 10.6 por ciento para 2030. Se trata de una mejora con respecto a la evaluación del año pasado, pero necesitamos avanzar más rápido y de manera exponencial.

Durante la COP 27, los ojos del mundo estarán puestos en África para generar acuerdos hacia la implementación del Pacto Climático de Glasgow –acordado durante la pasada COP– el cual busca la reducción progresiva del carbón, insta a aumentar la financiación para la adaptación, así como avanzar en la atención a las pérdidas y daños que han sufrido los países vulnerables como consecuencia del cambio climático. Durante la convención, se dedicarán días completos para hablar de temas relevantes como finanzas, ciencia, juventudes, descarbonización, agricultura y adaptación, género, agua, Acción para el Empoderamiento Climático (ACE) y sociedad civil, energía y biodiversidad.

Imagen: Aqua Mechanical/Flickr

Imagen: Aqua Mechanical/Flickr

La próxima COP es la oportunidad para que el anfitrión ponga en evidencia los problemas climáticos que enfrenta la región, en particular en la adaptación, financiamiento y pérdidas y daños. En este contexto, África al igual que América Latina están en la primera línea de vulnerabilidad de los efectos de la crisis climática; sin embargo, ambas regiones representan inmensos potenciales para acelerar la implementación de soluciones efectivas.

Actualmente, con 1.1°C de incremento en la temperatura global, el mundo ya es testigo de fenómenos meteorológicos extremos que generan cambios irreversibles en los ecosistemas. Este año, por ejemplo, Reino Unido registró 39.1°C un récord de temperatura histórico; en Filipinas las recientes lluvias torrenciales ocasionaron inundaciones y deslaves; tuvo lugar el gran incendio en el norte de Nuevo México en Estados Unidos con una superficie de 1,253 kilómetros cuadrados; la sequía extrema y escasez de agua en Monterrey, México

El financiamiento climático para la mitigación debe ser tres a seis veces mayor para poder limitar el incremento de temperatura por debajo de 2°C para 2030 a través de la inversión en energías renovables, sistemas de alerta temprana, agricultura regenerativa, sistemas de captación de agua y mejora de los recursos hídricos e infraestructura sostenible.

En la misma línea, es fundamental aumentar el financiamiento para que los países más vulnerables inviertan en medidas de adaptación; sin el apoyo financiero de los países desarrollados, los países en desarrollo no podrían soportar por sí solos los costos de recuperación de los efectos del cambio climático. Aunado a esto, se debe establecer una nueva meta de financiamiento basada en los flujos, necesidades y realidades económicas de los países en vías de desarrollo, de lo contrario mantener el 1.5°C será imposible.

1.5° Centígrados, una meta global cada vez más difícil de conquistar. El carbón ‘nutre’ el 33.8% de la demanda para la generación de electricidad en el mundo. Durante el 2019, en China el 57% de su generación de electricidad fue con carbón; en Estados Unidos, el 23% y en México 5%. Asegurado el pronostico de incremento de la temperatura en 2.7°C sí hoy no se redoblan los esfuerzos para limitar la generación de Gases Efecto Invernadero, elementos clave en proceso de Cambio Climático. Fotos: Jorge Zarco. Río Grijalva y Selva Lacandona, Chiapas. Tulipanes de Keukenhof, Países Bajos

Imagen de Pv magazine México

La buena noticia es que los países están tomando la batuta en el financiamiento para la adaptación al cambio climático.

En 2021, Reino Unido, España, Japón, Australia, Noruega, Irlanda y Luxemburgo se comprometieron a entregar 100 mil millones de dólares por año a los países en desarrollo para la adaptación. Asimismo, en las próximas negociaciones se espera que los países determinen cómo van a cumplir los compromisos y objetivos planteados, así como el financiamiento a la acción climática y que las partes actualicen sus compromisos de reducción de emisiones para 2030.

Como parte de los esfuerzos para hacer frente a la crisis climática y fortalecer la presencia de las juventudes en las negociaciones, The Climate Reality Project América Latina llevará a la segunda generación de Operación COP, Juventudes Embajadoras por el Clima, donde un grupo de 19 jóvenes sobresalientes de Latinoamérica (cuatro de Costa Rica, cuatro de México, tres de Chile, tres de Paraguay, dos de República Dominicana, dos de Panamá y uno de Colombia) acudirá a la COP para brindar soporte a las delegaciones latinoamericanas que atenderán a la Cumbre en Egipto.

Finalmente, el 2022 supuso un importante punto de inflexión en la política latinoamericana, con nuevos líderes que están impulsando políticas climáticas ambiciosas donde la eliminación gradual de los combustibles fósiles podría tener un tremendo impacto político.

Es por esto que la participación de las personas en la implementación de soluciones, generación de ideas innovadoras, aunado a la difusión de información y cultura ambiental es fundamental para alcanzar el 1.5°C. Es momento de que todos los países sumen esfuerzos y recursos para mitigar los terribles efectos del cambio climático. Para conocer más sobre la COP 27 y cambio climático, solicita una plática gratuita en las redes sociales de @ClimateLatino en Facebook, Twitter e Instagram. Sigue las negociaciones y únete a la solución.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.