La First Movers Coalition: Cómo invertir en tecnología puede salvar al planeta

Share

Más de 50 empresas y nueve países, que representan más del 40 por ciento del Producto Interno Bruto, el PIB mundial, se han comprometido a limpiar los sectores industriales más intensivos en carbono a través del poder adquisitivo y políticas de tecnología baja en carbono.

La First Movers Coalition, lanzada por el Foro Económico Mundial y John Kerry, representante del gobierno de Estados Unidos para el Clima informan que se ha pasado de 35 empresas a 55, con un valor de mercado colectivo de alrededor de 8,5 billones de dólares que se suman a los esfuerzos que encabeza la iniciativa del foro económico.

El objetivo es poner en marcha el mercado de las tecnologías con bajas emisiones de carbono comprometiéndose a adquirir un porcentaje de proveedores que utilicen soluciones con emisiones de carbono casi nulas o nulas, a pesar de pagar un precio superior o ‘premium’.

India, Japón y Suecia se unen al gobierno de Estados Unidos en la Junta Directiva de la Coalición, mientras que Dinamarca, Italia, Noruega, Singapur y el Reino Unido se han comprometido con políticas que comercializarán las tecnologías verdes que estas empresas se comprometen a comprar.

Planta solar en Guanajuato. Foto: Pv magazine México

Tecnologías esenciales para limitar el calentamiento global

La First Movers Coalition también lanzó dos nuevos sectores en una conferencia de prensa en la reunión anual del Foro en Davos: la eliminación del dióxido de carbono -tecnologías que, según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), son esenciales para limitar el aumento de la temperatura global a 1,5⁰C.

Estas tecnologías se unen a la aviación, el transporte marítimo, la siderurgia y el transporte terrestre de carga, lanzadas en Glasgow en la COP26, y que, junto con otras industrias pesadas, son responsables del 30 por ciento de las emisiones mundiales.

Durante la rueda de prensa, John Kerry afirmó que la iniciativa: “Pondrá a todo el mundo en marcha” para cumplir los compromisos climáticos contraídos en Glasgow.

Foto de archivo: Andrés Manuel López Obrador, Presidente de México y John Kerry, representante del gobierno de Estados Unidos para el tema de Clima. Foto en Palenque, Chiapas. México

Foto de archivo del portal de Presidencia de la República

“La Agencia Internacional de Energía dejó claro que, después de que saliéramos de Glasgow con el 65 por ciento del PIB global comprometido con planes que mantengan legítimamente el aumento de la temperatura de la Tierra en 1,5 grados, tenemos que hacer que el otro 35 por ciento se sume.”

“Estos pasos tecnológicos que todo el mundo está dando aquí animarán y facilitarán que esos otros países y empresas puedan tomar la decisión de sumarse.”

“El mercado no va a hacerlo. No va a ocurrir por decreto del gobierno. Va a ocurrir porque la gente va a ver que hay una demanda de esto. Los ciudadanos de todo el mundo quieren una vida mejor. Quieren aire limpio, no quieren sequías ni incendios ni inundaciones ni tormentas ni la amenaza de una subida masiva del nivel del mar.”

“El mayor disruptor para las empresas será la crisis climática si no nos movemos lo suficientemente rápido. Y el mayor riesgo para las empresas no es el riesgo de poner su dinero en esto, es el riesgo que conlleva no hacer lo suficiente, no invertir.”

Aprovechar las cadenas de valor para reducir el “premium verde” de la tecnología innovadora

La First Movers Coalition se inspiró en el éxito de los compromisos de mercado anticipados para impulsar la innovación en otros campos, desde las vacunas que protegen la vida hasta los vuelos espaciales comerciales.

Las tecnologías de energía limpia más competitivas comercialmente, como la energía renovable eólica y solar, están descarbonizando el sistema de energía eléctrica; pero por sí solas no pueden limpiar la siderurgia, el transporte marítimo, la aviación y otros sectores difíciles de descarbonizar.

Las soluciones tecnológicas necesarias, como el hidrógeno verde producido con energías renovables, el amoníaco limpio y los combustibles y tecnologías de aviación con emisiones de carbono casi nulas, aún no son comercialmente competitivas. Pero es esencial traerlas al mercado antes de 2030 para conseguir que las emisiones mundiales alcancen el cero neto en 2050.

Imagen: Foro Económico Mundial, Reunión anual 2022.

¿Cuál es el estado de la inversión en tecnología climática?

La buena noticia es que entre octubre de 2020 y septiembre de 2021 se invirtieron más de 85.700 millones de dólares en tecnología climática, según el último informe de PricewaterhouseCooper (PwC), sobre el estado de la tecnología climática.

La inversión alcanzó la cifra récord de 60 mil millones de dólares en el primer semestre de 2021, lo que representa un aumento del 210 por ciento con respecto al año anterior.

Globalmente, hay más de tres mil start-ups de tecnología climática, y la inversión en tecnología limpia representa 14 centavos de cada dólar de capital de riesgo.

Y el tamaño de los acuerdos también está creciendo, casi cuadruplicándose en el primer semestre de 2021 a medida que los mega negocios se hacen cada vez más comunes, dice PwC.

“La tecnología no es la respuesta, sino el amplificador de intenciones”, afirma Leo Johnson, coautor del informe: “Y la tecnología climática por sí sola no es la panacea, pero es un espacio que está emergiendo rápidamente como un mecanismo crítico para doblar la curva de emisiones hacia abajo y conseguir que el mundo vuelva a la senda de los 1,5°C.”

*Extracto del texto de Kate Whiting, publicado el pasado 26 de mayo en la página del Foro Económico Mundial .

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.