Carbono Azul, clave para combatir el Cambio Climático

Share

El origen de la energía: El mar. Litoral de Oaxaca, México. Foto: Jorge Zarco

Foto: Jorge Zarco

Las actividades humanas como el uso indiscriminado de combustibles fósiles, la sobrepesca y el mal drenaje, han degradado los hábitats marinos. Expertos calculan que los ecosistemas marinos degradados emiten anualmente hasta mil 020 millones de toneladas de dióxido de carbono a la atmósfera, lo equivalente al 19 por ciento de las emisiones procedentes de la deforestación tropical en todo el mundo. Por ello, The Climate Reality Project hace un llamado para proteger y cuidar los ecosistemas marinos, una solución basada en la naturaleza clave para combatir el calentamiento global por su capacidad de absorber carbono y almacenarlo por miles de años.

El carbono capturado por los ecosistemas marinos o costeros se le denomina carbono azul.

Los manglares, humedales costeros y praderas marinas capturan el carbono a largo plazo y reducen significativamente los impactos del Cambio Climático. Datos del IPCC aseguran que estos hábitats marinos tienen la capacidad de almacenar hasta mil toneladas de carbono por hectárea. Asimismo, los ecosistemas marinos no se saturan de carbono debido a los grandes sumideros de carbono y sedimentos marinos que crecen con el tiempo.

La fuerza de la naturaleza. Árboles derribados por las inclemencias naturales de tormentas tropicales. Selva Lacandona, Chiapas. Foto: Jorge Zarco

A continuación, The Climate Reality Project menciona algunos beneficios que brindan los ecosistemas marinos, con la finalidad de crear conciencia sobre su cuidado y protección.

● Manglares:
Al encontrarse entre el mar y la tierra, son considerados como los bosques más ricos en carbono de los trópicos. Desempeñan un papel importante para frenar los desafíos climáticos, absorben carbono, son el hogar de una gran cantidad de especies, protegen a las comunidades costeras de tormentas, tsunamis y del aumento del nivel del mar. De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, los manglares son capaces de extraer hasta cinco veces más carbono de la atmósfera que los bosques terrestres. Sin embargo, están terriblemente amenazados por la contaminación, por la tala de manglares para la cría de peces y camarones, y esto ha provocado la desaparición del 20 por ciento de los manglares alrededor del mundo.

● Humedales costeros
Compuestos de suelos profundos que se construyen a través de la acumulación de sedimentos minerales, gran parte del carbono capturado se encuentra en el suelo marino a varios metros de profundidad. Los humedales costeros cubren alrededor del seis por ciento de la superficie terrestre, son el hábitat y el sitio de reproducción del 40 por ciento de todas las especies de animales y plantas, según la ONU. Asimismo, ayudan a mantener la calidad del agua en las zonas costeras, reducen el impacto de las olas y del nivel del mar como las mareas ciclónicas. Entre sus principales amenazas se encuentran los drenajes costeros, la acuicultura y el aumento del nivel del mar.

● Pastos marinos o praderas marinas
Integradas por plantas con flores sumergidas y raíces profundas, el carbono se acumula en las praderas marinas a lo largo del tiempo y se almacena en los suelos que miden aproximadamente cuatro metros de profundidad. Asimismo, los pastos marinos actúan como viveros y son fuente de alimento para gran variedad de especies, reducen el impacto de las olas, producen oxígeno, ayudan a limpiar el océano porque absorben los nutrientes contaminantes que llegan de la tierra al mar. De acuerdo con el Programa para el Medio Ambiente de la ONU, los pastos marinos ocupan el 0.2 por ciento del fondo marino y capturan el 10 por ciento del carbono almacenado por los océanos, además de retener el carbono de la atmósfera hasta 35 veces más rápido que los bosques tropicales. Sin embargo, son amenazados principalmente por el Cambio Climático, la pesca y las actividades industriales no reguladas.

Amanecer en Verde. Ocosingo, Chiapas. México. Jorge Zarco

Foto: Jorge Zarco

Los ecosistemas marinos son fundamentales para la vida en la Tierra, son responsables de la mitad del oxígeno que respiramos, además contribuyen al crecimiento económico sostenible y mitigan el calentamiento global. A medida que los hábitats naturales se encuentren amenazados por la contaminación, sobreexplotación y cambios de temperatura extremos; el funcionamiento del planeta estará en riesgo y los ecosistemas marinos serán incapaces de proporcionar los recursos que necesitamos para sobrevivir.

Nos encontramos ante una emergencia climática, de no tomar acción urgente la temperatura global alcanzará los 2.7°C a finales del siglo. Es momento de actuar, únete a la próxima Huelga Global por el Clima el próximo 24 de septiembre, participa de forma virtual utilizando los hashtags #StrikeForClimate #LeadOnClimate #ClimateStrike y de forma presencial acude al Palacio de Bellas Artes a las 12 horas. Para conocer más ingresa Fridays for Future

September 24,  Juntos podemos lograr un futuro sostenible para todos

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.