Década de los empleos verdes. En 2019, la fotovoltaica generó 3.8 millones de empleos en todo el mundo

Share

Después de que el mundo sufriera los estragos socioeconómicos de la primera pandemia de este siglo, y su inevitable continuación hacia el 2021, podemos observar el nacimiento de una necesidad global urgente de mejorar la interacción que existe entre el medioambiente, la economía, el desarrollo y el bienestar humano.

David Montaudon, Gerente de Comunicación de Hannover Fairs México

SPM

Bajo esta nueva perspectiva geopolítica que busca definir una nueva Era sostenible-digital hacia 2050, la Transición Energética renovable jugará un papel central en la reactivación económica mundial, el cumplimiento de las Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU, así como los Acuerdos de Paris, con lo que el mundo podrá aspirar a configurar un sistema más limpio, sano, inclusivo, equilibrado, próspero y resiliente en las décadas por venir.

El primer gran paso hacia este nuevo paradigma se dio precisamente este año. Hoy, según cifras de la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA por sus siglas en inglés) y la Agencia de Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés), las energías verdes ya son la forma predominante de generación eléctrica en el mundo, así como las más flexibles, rentables y resilientes frente a la crisis económica y de salud.

Más aún, las Energías Renovables son ahora una fuente de numerosos y diversos puestos de trabajo. En 2019, el sector generó 11.5 millones de empleos en todo el mundo, y de estos, la generación fotovoltaica fue responsable de 3.8 millones, es decir, un tercio del total de todos los empleos generados por todo el sector energético renovable.

Gracias a estos resultados, hoy podemos ver un consenso entre todo tipo de organismos internacionales, las mayares potencias del mundo, centros académicos y ONG´s, de impulsar paquetes de estímulo económico que tengan en su centro la adopción acelerada de las energías renovables y las tecnologías de la Industria 4.0, con el triple propósito de reactivar la economía, aumentar los empleos y ayudar a restablecer la relación equilibrada del desarrollo humano con la naturaleza.

En este sentido, la IRENA ha propuesto la adopción de un plan de recuperación económica que implica la inversión global de tres mil millones de dólares en el periodo 2021-2023 para crear 5.5 millones de trabajos relacionados con las tecnologías de Transición Energética renovable, empleos que superarán con creces la pérdida de aproximadamente un millón de puestos en el sector de los combustibles fósiles en el mismo periodo.

Una estrategia similar la podemos observar con la IEA, organismo que propuso, en conjunto con el Fondo Monetario Internacional, un “Plan de Recuperación Sostenible” que implica la inversión de mil millones de dólares anuales hacia 2023 en proyectos renovables para revitalizar la economía mundial, crear nueve millones de empleos verdes al año y reducir la emisión de 4.5 mil millones de toneladas anuales de CO2.

En ambos escenarios, el compromiso internacional hacia estas metas nos colocaría en el sendero correcto para alcanzar una economía libre de carbono y la generación de 30 millones de trabajos verdes hacia 2030 y 42 millones en 2050.

Las propuestas no han caído en oídos sordos

Recientemente, la nueva administración del presidente Joe Biden anunció un plan para que Estados Unidos logre una economía impulsada al 100 por ciento con energías limpias hacia 2050 con una inversión de dos billones de dólares en los próximos cuatro años, mientras que la Unión Europea mantiene un plan similar de 550 mil millones de euros para proyectos verdes con miras a aumentar en las siguientes décadas.

A esta tendencia ya se han sumado China y la India, países que en la última reunión del G20 dejaron patente sus expectativas de alcanzar una economía libre de carbono hacia 2060, así como sus intenciones de dominar la proveeduría global de componentes para tecnologías verdes en los siguientes treinta años.

En cuanto a México, nuestro país está tiempo para aprovechar la nueva Era sostenible-digital. Según estimaciones de la Asociación Mexicana de la Industria Fotovoltaica (AMIF), México generaría decenas de miles de empleos y tendría una capacidad de casi 25 mil megawatios (MW) de energía fotovoltaica en 2024, si sustituyéramos tan solo el cinco por ciento de generación basada en combustibles fósiles por energía solar.

Para apoyar en esta tarea, Solar Power México, la feria líder para la industria fotovoltaica en México y Latinoamérica, a celebrarse del 9 al 11 de noviembre de 2021 en el Centro Citibanamex de la CDMX, buscaremos conjuntar a los líderes del sector público, privado y académico para que México pueda aprovechar la próxima década de los empleos verdes.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.