Adquirir Certificados de Energía Limpia bajo el esquema voluntario es un camino para inyectar dinámica al mercado de los CEL’s

Share

Durante una reunión de análisis sobre el origen de los Certificados de Energía Limpia, su razón de ser y sus mecanismos de expansión dentro de la esfera energética mexicana y cómo hacerlos descender entre toda la estructura productiva del país, el World Wildlife Fund capítulo México, conocido en el mundo por sus siglas en inglés como el WWF, realizo este martes un encuentro entre expertos y representantes de medios para analizar el momento que vive el mercado de esta herramienta que surge a la par del mercado de las Energías Renovables  tras la Reforma Energética del 2013.

Luis Romero, Oficial de Energías Renovables del WWF: “Hay una parte voluntaria que le ha significado a muchas empresas en el mundo, la opción de poder garantizar que su consumo de electricidad provenga de fuentes renovables de energía. Esto significa que hay usuarios que no están obligados y que los pueden comprar de manera libre para garantizar que sus operaciones las realizan con fuentes de energía limpia”.

Al ser un organización mundial que tiene entre sus objetivos, la conservación de los hábitats de nuestro planeta, la incursión en el mundo de las Energías Renovables era un paso más dentro de su trayectoria: “WWF, está garantizando que con la adquisición de 41 CEL’s su consumo vendrá de fuentes renovables, equivalentes al consumo de las cuatro oficinas que tenemos en México. Los certificados bajo la modalidad voluntaria son una forma más en la que las empresas pueden cumplir con sus objetivos de reducción de emisiones y con sus consumos de electricidad renovable”

Luis Romero añadió haciendo énfasis: “De esto no se ha hablado mucho, y es un gran argumento para seguir con el mecanismo para continuar impulsando los Certificados de Energía Limpia. La única forma en la que se puede trazar el origen de la electricidad es a través de los CEL’s”

En el encuentro de también participó Alfonso Gutiérrez, Director de Antuko México, empresa consultora del sector energético con presencia en diferentes países: “Hoy el reto es producir más electricidad y más limpia. El CEL no es el único mecanismo de mercado para la inversión. Todas las centrales eléctricas que generen menos de 100 kilogramos de CO2 por MW son susceptibles del mercado de los certificados y aquí entran las centrales eólicas, solares, hidroeléctricas, geotermia, bioenergía, e incluso la nuclear”

Incluso durante el intercambio de ideas se mencionó que algunas centrales a base de combustibles pueden recibir un porcentaje de CEL’s, dependiendo de su eficiencia; sin embargo se subrayó: “el ánimo de la creación de los certificados surge para la generación vía tecnologías limpias”.

Con los CEL`s  y con la generación de energía renovable lo que se busca es llegar a las metas de generación de energía limpia: “Para el 2019 se habla del 25 por ciento de generación limpia; para el 2021 del 30 por ciento; para el 2035 es del 40 por ciento, y para el 2050 es del 50 por ciento de generación limpia dentro del global del mix energético nacional.

Se hizo énfasis que el modelo de Generación Distribuida es propicio de recibir los CEL’s por parte de la Comisión Reguladora de Energía, entidad pública encargada de este proceso. 

Alfonso Gutiérrez: “Tras la reciente modificación de los criterios de otorgamiento de los CEL’s, ahora todas las centrales limpias públicas o privadas del país anteriores o posteriores a la Reforma Energética pueden recibir certificados siempre y cuando sean centrales con tecnología limpia. Con esta modificación los precios de los CEL’s pueden desplomarse hasta un 70 por ciento. La posible sobre oferta de certificados tiene el sentido opuesto a la inversión que acaba de hacer WWF al adquirir dichos documentos”. 

“Aunque el CEL se pueda ir a un precio muy bajo me atengo a la esperanza por que esto genere una nueva dinámica. La inversión en renovables no se va a acabar, la inversión siempre crece ya sea con atributos o sin atributos, con o sin tarifas de alimentación, la penetración de las Energías Renovables siempre crece. Más rápido o más lento, pero siempre crece”.  

“Hoy tenemos dos oportunidades: los certificados nos pueden dar una sorpresa a través de las entidades voluntarias, si mucha gente, negocios, familias compran CEL’s estaremos fomentando la inversión. Y los ingresos que recibirán las centrales eléctricas vía el precio marginal local tendrán una nueva dinámica. 

Israel Hurtado también participo en la exposición, dentro de este momento que vive la industria de las Energías Renovables inducido en gran parte por la modificación en los criterios de otorgamiento de los CEL’s, el ejecutivo de la Asociación Mexicana de Energía Solar, dio datos que promueven al optimismo al informar que el año cerrará con 63 campos fotovoltaicos a Gran Escala con una capacidad de generación por arriba de los del cuatro mil MW.

Sobre paneles solares añadió: “Hoy hay más de 113 mil contratos solares que en conjunto generan casi mil MW. Bajo este esquema más la Generación Distribuida México llegará a más de cinco mil MW para finales del 2019. Todo esto es el resultado de la Reforma Energética en la cual se modificó la Ley de la Industria Eléctrica, la Ley de Transición Energética, la Ley de Cambio Climático, y todo esto fue el contexto para el crecimiento fuerte de las Energías Renovables y el marco en el cual surgen los CEL’s”.