Más empresas en Querétaro instalan sistemas fotovoltaicos para autoconsumo

Share

Para conseguir la doble meta de disminuir sus emisiones de CO2 y reducir los costos en el consumo de energía eléctrica, la firma Klüber Lubricación Mexicana instaló un sistema de generación de energía mediante paneles fotovoltaicos en su planta de la ciudad de Querétaro.

Luis Vazquez, gerente de Operaciones HSE

Luis Vazquez

La solución de energía solar, integrada por Panasonic de México, generará hasta el 80 por ciento de la electricidad utilizada para la operación de la compañía de origen europeo.

La planta, ubicada en el Parque Industrial Querétaro, se dedica al desarrollo y producción de lubricantes especiales para una amplia variedad de industrias. De origen alemán y con más de 80 años de experiencia internacional, Klüber forma parte del Freudenberg Group, un consorcio tecnológico industrial con múltiples empresas alrededor del mundo.

Luis Velázquez, gerente de Operaciones HSE (Health Safety and Environment), explica que al fijar la meta de eliminar la emisión de 217 toneladas de CO2 anuales: “tenemos gran confianza en la tecnología de energía solar, sabemos que es una opción real y muy productiva. Además, México ofrece uno de los más altos niveles en radiación solar, así que comenzamos a trabajar en un proyecto para nuestras operaciones en México”.

La solución elegida fue integrada por Panasonic de México, a través de su Grupo de Soluciones B2B, y consiste en un sistema de 845 paneles solares de 330W pico que generan hasta 278.85kW de energía.

Con esta capacidad de producción es posible lograr un ahorro de hasta el 80 por ciento en el consumo eléctrico que la empresa necesita para sus operaciones diarias, lo que se traduce en una cifra aproximada de 800 mil pesos anuales de acuerdo con las tarifas actuales.

Los paneles se instalaron con una inclinación de cinco grados, sobre el techo de la principal nave industrial, aprovechando al máximo la superficie de 2,800m2 disponibles. También se colocaron medidores de radiación solar para evaluar con mayor precisión el rendimiento de los paneles fotovoltaicos.

El sistema incluye una sala con inversores que hacen la conversión a corriente alterna, un tablero con protección electromagnética y controles para el apagado de emergencia.

De acuerdo con la empresa, la decisión de trabajar con la firma japonesa se fundamentó en tres razones: su experiencia en soluciones fotovoltaicas para el sector industrial, la posibilidad de conocer proyectos locales de forma directa y su prestigio tecnológico y de negocios a nivel mundial.

“La empresa tiene un gran compromiso ambiental y somos conscientes de los efectos del Cambio Climático, por lo que decidimos tomar medidas para preservar y mejorar el medio ambiente. Reducir la huella de carbono de nuestras operaciones es una forma de contribuir, por lo que este proyecto de energía solar es muy importante para nosotros”: Luis Velázquez.