El calentamiento global afectará el rendimiento de los paneles solares

Share

Un estudio realizado por científicos del Instituto de Tecnología de Massachussetts, en Estados Unidos, ha considerado los potenciales efectos negativos del calentamiento global en el rendimiento de los paneles solares.

Los investigadores calcularon que por cada grado de aumento de la temperatura global, se podría esperar que los módulos solares vean su rendimiento reducirse en un 0,45%.

Los cálculos se realizaron utilizando el escenario de calentamiento “Representative concentration pathway” elaborado por el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU, que prevé un pico de emisiones de CO2 en 2040 y un aumento de la temperatura promedia global de 1.8 grados Kelvin para 2100.

Mayores temperaturas, mayores pérdidas

Aunque el rendimiento de los módulos solares caería en todas partes, las áreas más afectadas serían en el sur de los Estados Unidos, el sur de África y Asia central, según el estudio.

“Proyectamos reducciones medias en la producción de energía anual de 15 kWh por kWp [de la capacidad del sistema solar], con reducciones de hasta 50 kWh por kWp en algunas áreas”, escribieron los investigadores.

Los autores del informe dijeron que nuevos materiales y nuevas arquitecturas de paneles podrían llevar a la creación de paneles con una mayor resistencia a las altas temperaturas. “Por ejemplo, los materiales con un intervalo de banda más alto como el telururo de cadmio tienen una caída mucho menor en la eficiencia”, señaló el documento.

Otro informe publicado recientemente afirma que solo un sistema de energía basado completamente en la generación de cero carbono podría ayudar a mantener el aumento de las temperaturas globales por debajo de 1.5 grados centígrados, y así evitar una catástrofe climática.

En una entrevista reciente con pv magazine, Christian Breyer – profesor de economía solar en la Universidad de Tecnología Lappeenranta de Finlandia – explicó cómo un modelo 100% renovable no solo es técnicamente factible sino también la opción más barata y segura para combatir el cambio climático.