Construcción de nueva subestación en la CDMX y fomentar la generación vía energías limpias, pronunciamientos en el aniversario de CFE

Share

El aniversario tuvo lugar mediante una visita a la Subestación Eléctrica Diana, la primera que opera de manera subterránea en México y creada con el objetivo de proveer el servicio eléctrico a los usuarios del Corredor Reforma, arteria principal de la capital de la República Mexicana y en la cual se han construido los edificios más altos del país y que demandan de mayor abasto del flujo eléctrico.

Manuel Bartlett, Director General de la CFE, encabezó el acto acompañado de los funcionarios de su primer equipo de trabajo.

Sobre el fomento a la generación vía energías limpias se pronunció Carlos Morales Mar, Director Corporativo de Operaciones, quien enfatizo que se debe modificar el portafolio de generación de la Comisión Federal de Electricidad y fomentar las energías limpias para aumentar la eficiencia operativa de la empresa y evitar costos innecesarios.

César Fuentes, Director Corporativo de Ingeniería y Proyectos de Infraestructura, mencionó que las próximas subestaciones que se construyan deberán utilizar tecnología similar a la de la Subestación Diana, cuyos transformadores utilizan aceite vegetal, lo que reduce riesgos en caso de contingencias.

Noé Peña, Director General de Transmisión, explicó que la CFE optó por construir una subestación encapsulada con Hexafluoruro de Azufre, un gas sintético, no tóxico, y no inflamable, que es utilizado como sistema de enfriamiento, lo que reduce los costos de mantenimiento. Además de que es operada de manera remota.

Quien dio a conocer la construcción de la nueva subestación que estará ubicada en Santa Fe, al poniente de la Ciudad de México, fue Guillermo Nevárez, Director General de Distribución, quien agregó que ya se tienen ubicados terrenos que podrían utilizarse para la instalación de nuevas subestaciones.

Manuel Bartlett, mencionó que la energía es prioridad para la Presidencia de la República y que, gracias al apoyo del Jefe del Ejecutivo Federal, Andrés Manuel López Obrador, hoy se concibe nuevamente una CFE sin fines de lucro, con autonomía y con un objetivo social.

Mirada rápida a datos históricos de CFE

La CFE fue creada el 14 de agosto de 1937, por decreto del Presidente Lázaro Cárdenas, con el objetivo de impulsar el desarrollo del país al llevar la energía eléctrica hasta las regiones más apartadas de la geografía nacional, con un suministro confiable y tarifas más bajas que las ofertadas por las empresas privadas en aquel entonces.

En 1937 la institución contaba con una sola central de generación eléctrica. La energía que producía en aquel año, hoy sería suficiente para iluminar apenas 10 cuadras del Paseo de la Reforma. Actualmente, la CFE cuenta con 157 centrales generadoras en todo el país, con una capacidad efectiva que asciende a 42 mil MW.

En el año de su creación, sólo el 38 por ciento de la población tenía acceso a la energía eléctrica y la CFE no contaba con redes propias de transmisión. Actualmente cuenta con más de 100 mil kilómetros de líneas, más de 330 mil torres de transmisión y subtransmisión, y más de dos mil subestaciones de potencia a nivel nacional.

En 1937 la CFE atendía apenas a cien mil clientes, hoy ofrece servicio a más de 44 millones en todo el país y este número se incrementa en aproximadamente un millón de nuevos clientes por año.

El 27 de septiembre de 1960, el Presidente Adolfo López Mateos nacionalizó la industria eléctrica con el propósito de incrementar el nivel de electrificación, que en ese año apenas alcanzaba 44 por ciento. Hoy, casi el 99 por ciento de la población en México tiene acceso al suministro de energía eléctrica.