Noticias de EE. UU.

Share

El pasado 7 de junio, la entidad reguladora del proyecto Central Arizona Project, un proyecto a gran escala de desviación de agua que es el mayor usuario de electricidad en el estado, aprobó un acuerdo de compra de energía por 20 años para el proyecto AZ Solar 1 de 30 MW con un precios de $0.0249 / kWh. El acuerdo fue clasificado por los reguladores de Arizona como parte del cierre previsto de la Navajo Generating Station, una de las plantas de energía de carbón más grandes del país. El contrato de venta de la energía comienza a partir del 31 de diciembre de 2020.

Una disputa significativa rodea el cierre de la planta, ya que la tribu Navajo obtiene importantes ganancias financieras al hospedar la planta, y los trabajos que provienen de la ejecución del sitio.

Emma Foehringer Merchant, escribiendo para Greentech Media, informó que la planta solar más otros contratos de energía a 5 años compensarán solo el 14% de la capacidad de producción de la instalación de carbón. Sin embargo, la planta de carbón está entregando dicha potencia a $0.05 / kWh, el doble del costo por unidad del nuevo proyecto solar.

GTM también señala que un acuerdo con Austin podría tener un precio tan bajo como $0.021 / kWh, pero esos números no son oficiales ya que el contrato no se divulga públicamente.

La promotora de la planta de 30 MW es Origis Energy USA, que también será su propietaria. AZ Solar 1 se contrató para entregar aproximadamente 85,300 MWh. Esto denotaría un factor de capacidad AC de 32% y un factor de capacidad de DC que oscila entre 19-27%.

Si bien el proveedor de los módulos para esta planta no se conoce, Origis ha construido plantas en el pasado utilizando First Solar y módulos de silicio cristalino estándar de 72 celdas, junto con configuraciones de estructuras fijas y seguidores de eje único.

Mientras tanto, en Ohio el productor solar estadounidense First Solar ha iniciado la costrucción de una nueva fábrica de 1,2 GW en la ciudad de Lake Township. La fábrica, en la quese  están inviertiendo $400 millones, dará empleo a 500 trabjadores.

La nueva fábrica, así como las fábricas que están siendo planificadas en Estados Unidos por JinkoSolar y Hanwha Q Cells, llegan en un momento difícil. Se espera que los precios de los módulos caigan de manera muy significativa durante la segunda mitad de 2018 debido a la reciente desaceleración de la política de apoyo a la energía solar en China. BNEF prevé una caída del 34% en los precios de los módulos en el transcurso de 2018.

Sin embargo, First Solar está apostando fuertemente por el éxito de su nuevo módulo de gran formato Serie 6. Hasta ahora, todas las indicaciones están a favor de la compañía, ya que el producto está siendo instalado en plantas fotovoltaicas y First Solar tiene pedidos hasta 2020, incluso con los 7.6 GW de capacidad de fabricación que espera tener en línea para esa época.