“La calidad no es un lujo, es una necesidad para el mercado fotovoltaico mexicano”

pv magazine: Señora Santiago, ¿cuáles son los principales factores que determinan una reducción de la calidad en los proyectos fotovoltaicos de México?

Nesly Santiago: En México, como en cualquier mercado nuevo, es necesario garantizar la calidad en toda la cadena del proyecto. Un proyecto fotovoltaico depende de innumerables factores como la calidad de los productos, su adaptación a las condiciones específicas de operación y climáticas, buenas estimaciones de producción a lo largo de la vida de la planta (buscando que los datos de irradiación y climáticos sean lo más reales posible), una buena ingeniería básica y de detalle, de los suministros y del transporte de los componentes y módulos, de una buena construcción civil, mecánica, de una buena instalación de los módulos,  inversores y componentes y finalmente de una buena operación y mantenimiento. No basta solamente con adquirir productos certificados, es importante también que la integración sea de calidad.

Con base a lo anterior, es necesario elegir buenos productos y controlar su calidad, elegir proveedores capaces de realizar buenas estimaciones y buenos cálculos con empresas experimentadas en la instalación. En un mercado nuevo hay riesgos por una parte asociada a la importación de productos, ya que depende de los esquemas de control de importación y, por otro lado, de empresas con poca experiencia realizando ingeniería e instalación. En resumen los principales factores serán siempre la experiencia de las empresas en este tipo de proyectos y el control de los productos y soluciones.

¿Hay diferencias geográficas relevantes en México?

Sí, sus condiciones climáticas varían: climas cálidos, húmedos y subhúmedos en el sur-sureste y climas fríos o templados en las regiones geográficas elevadas. Al norte del país, el territorio es semidesértico, con clima árido. Hacia el sur-sureste se encuentran selvas tropicales; y hay zonas pantanosas en la región norte del estado de Tabasco. Ante ello es importante señalar que los proyectos FV son muy sensibles a las condiciones climáticas y geográficas, por ejemplo hay mayores riesgos en condiciones de desierto debido a altas radiaciones UV o en condiciones húmedas como es el efecto PID (Degradación Inducida por Potencial). Las condiciones de latitud también pueden influir en el proyecto, como se ha mencionado México tiene climas muy variados, a veces extremos en un solo día o a lo largo del año conforme a las estaciones, además su característica territorial extensa implican que es importantísimo realizar un análisis cuidadoso de cada ubicación en particular para reducir los riesgos que conllevan estos factores.

¿Existen ya estadísticas sobre los problemas de calidad para el sector solar mexicano?

Los documentos sobre el análisis de la industria solar en México hacen hincapié principalmente en la necesidad de la calidad de los productos, o sea, el establecimiento de estándares de calidad y la generación de infraestructura, por un lado, y el capital humano (formación de talento y capacidades en materia energética (por otro).

En México, las entidades públicas que financian tecnologías solares en sectores como el residencial, agronegocios, pymes y servicios, han desarrollado esquemas propios de certificación de productos, servicios y empresas proveedoras para garantizar la certeza en las inversiones y la eficiencia de las instalaciones. Sin embargo, aún se requiere complementar estas regulaciones con unidades de verificación de instalaciones que exijan la utilización de productos certificados.

Técnicamente hablando, en un mercado tan joven no hay todavía estudios puntuales que nos indiquen cierta tendencia sobre los problemas de calidad para el sector solar mexicano. Nuestra experiencia nos ha mostrado que debemos dar más atención a los problemas que conocemos (impactos climáticos, geográficos o humanos).  Desde la perspectiva de componentes, los datos numéricos reflejan que los módulos representan un 19 % de los problemas y los inversores el 13 %, la parte de proyectos e ingeniería no controlada tiene en promedio un impacto del 25 %, es decir un 25 % más de errores y fallos. En otras palabras, el “Cost Priority” aumenta notablemente.

¿Ya se están evidenciando problemas de degradación de las capas posteriores (backsheet) de los módulos?

Actualmente no tenemos estadísticas, pero la experiencia muestra que los sistemas instalados en climas calurosos y húmedos incluyen delaminación, burbujas y PID entre los problemas más frecuentes, ya que estos fenómenos se ven favorecidos por la existencia de agua en el ambiente.

¿Hay diferencias entre proyectos a gran escala y sistemas instalados en tejados?

Sí, definitivamente. Un proyecto de larga escala representa una inversión superior en esquema Project Finance, lo que obliga a una entidad bancaria exigir Diligencias Debidas (TDD) con la finalidad de garantizar el éxito del proyecto. TUV Rheinland ofrece estos servicios, que ayudan al inversor a conseguir la bancabilidad de su proyecto.

Un proyecto de tejado o generación distribuida es una inversión menor, el precio es más bajo y los proyectos e instalaciones son realizados por empresas de menor experiencia y con menor control. Nuestra experiencia nos dice que es fundamental realizar inspecciones a las instalaciones de estos proyectos para garantizar que no van a provocar incendios o no conllevan otros riesgos. Hay que controlar la calidad de los componentes, instaladores, integradores y del proyecto en su conjunto.

¿Se están también evidenciando problemas de amarilleamiento (yellowing)?

Actualmente no tenemos estadísticas, pero la experiencia muestra que, si el EVA utilizado es de muy baja calidad, con el paso del tiempo se degrada y provoca una gran pérdida de producción del panel solar. Además, este fenómeno se ve favorecido por la radicación UV y en México tenemos esta condición, por lo que sería importante tener en cuenta la existencia de este fenómeno y examinar las plantas FV.

¿Se están utilizando estándares internacionales?

Sí, el mercado toma como referencias los estándares IEC. Algunas evaluaciones y certificaciones tiene carácter local pero se basan en normas internacionales para productos y la propia instalación. En México nos demandan sobre la inspección de paneles solares; algunos ya cumplen con evaluaciones y certificaciones bajo IEC 61215, por ejemplo.

¿Existen entidades certificadoras o para el test de módulos u otros componentes fotovoltaicos?

Sí, existen, y como organismo certificador realizamos pruebas a productos y auditorías a la fábrica. Nuestros 6 laboratorios certifican bajo estándares internacionales la seguridad, eficiencia y calidad de módulos, cajas de conexión, conectores, cables, seguidores e inversores, entre otros aspectos. Tanto los estándares como nuestros procedimientos son reconocidos y avalados internacionalmente. Este hecho permite ofrecer el servicio en todo el mundo a los diferentes fabricantes bajo un mismo esquema, lo que brinda trazabilidad y fiabilidad en los productos, procesos y Rh que evaluamos.