“Se esperan inversiones por más de cinco mil millones de dólares en nueva capacidad solar en el país”

Share

pv magazine: Señor Olea, pv magazine y Energía hoy acaban de lanzar su plataforma conjunta para el mercado mexicano. ¿Cómo juzga el estado actual del mercado solar mexicano?
Héctor Olea: Creo que el lanzamiento de la plataforma es muy oportuno en este momento histórico del sector energético mexicano. Se escuchan voces de que México se está volviendo en la Arabia Saudí solar en virtud de los bajos precios de la última subasta para la energía solar y las renovables, así como las óptimas condiciones del país para la generación. Se trata indudablemente de una fase muy positiva del mercado.

 

¿Cree usted que esa tendencia positiva se mantendrá a corto y largo plazo?
En Asolmex somos muy optimistas al respecto; sin embargo, habrá que vigilar muy atentamente que el sector energético mexicano siga progresando, por lo cual el lanzamiento de la nueva plataforma es muy oportuno. Siempre hablamos muy bien de la reforma energética de México, pero también hay espacios para críticas constructivas el día en que veamos que estos progresos se rezaguen.

 

Hablando de los varios segmentos del mercado, ¿cómo cree que evolucionará el sector de las grandes centrales solares en los próximos años?
Si miramos a 2018, hay que recordar que acaba de iniciar el proceso de una nueva subasta. Se trata de un proceso de licitación muy consolidado que ha dado muy buenos resultados en los últimos dos años y que seguramente los dará también este año. El hecho de que la subasta sea organizada por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), en lugar del Centro Nacional de Control de Energía (Cenace), no representa riesgo alguno ni un cambio substancial para la estructura actual del proceso.
Lo que me importa resaltar es que a través de la Reforma y de las subastas que le siguieron se pudo derrumbar el falso mito de que la energía solar es poco competitiva.

 

¿Cuánta potencia fotovoltaica podría ser contratada en la subasta de este año?
Es una previsión muy difícil. Lo que es seguro es que la licitación de este año debería tener más participación privada y podría concluir con cantidades y precios similares a los que vimos el año pasado, cuando México se volvió en el detentor del récord mundial para los precios de la solar a gran escala.

 

En cuanto a la generación distribuida, ¿cuáles son las perspectivas?
Actualmente el segmento que tiene más éxito es el residencial de alto consumo. Hablamos de sistemas fotovoltaicos de potencia generalmente superior a 10 kW que alimentan clientes residenciales que no tiene tarifas subsidiadas. Pero también creo que el segmento comercial e industrial tendrá niveles de desarrollo mayores en los próximos meses y años, ya que estas empresas están evidenciando las ventajas de las soluciones fotovoltaicas para el autoconsumo. En este sentido, una de las misiones de Asolmex es ampliar la divulgación de las ventajas de la energía solar en ester sector.

 

¿Cree que las llamadas soluciones “behind-the-meter”, o sea, los sistemas aislados instalados únicamente para el autoconsumo, sin la venta del excedente a la red, son practicables actualmente?
La medición neta es ya accesible a todas las instalaciones fotovoltaicas de potencia igual o inferior a 500 kW. El resto hacia delante es los sistemas aislados superiores a 500 Kw.  En ese frente, la CRE aún está desarrollando la regulación necesaria para hacer bancable dichos proyectos. No obstante esta limitación, es probable que algunos desarrolladores se posicionen de manera temprana en este sector, con soluciones innovadoras tipo ESCO.

 

¿Están mejorando las condiciones de financiamiento para todos los tipo de proyectos?
Para todos los proyectos que tengan sentido, esto es indudable. Creo que los inversores están interesados también a proyectos full-merchant para la venta de energía al mercado mayorista. La brecha de precios que existe en las subasta y el mercado mayorista es tal que podría incentivar el desarrollo de éstos últimos. En los próximo meses, nos enfrentaremos al reto de tener que innovar en la estructuración financiera de proyectos full-merchant en el mercado mayoristas.

 

¿Hay más de una razón para ser optimistas, entonces?
En efecto, en los próximos años se esperan inversiones por más de cinco mil millones de dólares en nueva capacidad solar en el país. No obstante, también hay que considerar los factores macroeconómicos y políticos resultado del proceso electoral en este año. México va a elegir un nuevo presidente y yo creo que, a pesar de la incertidumbre que eso puede traer consigo, los cambios políticos siempre pueden favorecer una reflexión sobre lo que se puede mejorar. En Asolmex somos optimistas ante estos cambios y estamos preparados para que el sector progrese, consolidando la buena ruta trazada por la Reforma Energética.