La energía solar en EE.UU. crece un 52% en 2023, con 35,3 GW de capacidad instalada

Share

Estados Unidos desplegó 35,3 GW de nueva capacidad solar en 2023, un aumento del 52% frente a los 23 GW desplegados en 2022. A pesar de la menor demanda de electricidad, las disminuciones significativas tanto en la generación eólica como en la hidroeléctrica dieron como resultado un crecimiento mínimo en la electricidad limpia total.

Los datos han sido publicados por Bloomberg New Energy Finance (BNEF), junto con The Business Council for Sustainable Energy, en su Sustainable Energy in America 2024 Factbook.

Durante el año, EE.UU. batió un récord en energía solar a escala comercial, desplegando 23,7 GW de capacidad, algunos de los cuales eran proyectos retrasados del año anterior debido a problemas en la cadena de suministro. La energía solar a pequeña escala totalizó casi 11,6 GW de capacidad, también un récord. La capacidad total desplegada, 35,3 GW, fue un 52% superior a la nueva capacidad de algo menos de 24 GW en 2022.

La Administración de Información Energética (EIA) del Departamento de Energía y Wood Mackenzie Renewables & Power prevén el despliegue de al menos 50 GW de energía solar en 2024.

Junto con la solar, se desplegaron 7 GW de eólica y 7,5 GW de almacenamiento en baterías. El despliegue de capacidad de baterías aumentó un 62% respecto al año anterior, con lo que la capacidad total desplegada en el país ascendió a 19,6 GW. En 2024, la EIA prevé el despliegue de 15,3 GW de nueva capacidad de baterías, lo que supondría una expansión del 78% del parque nacional de baterías.

En total, la demanda de electricidad cayó un 2,2% desde 2022, incluso mientras el PIB de la nación crecía un 2,4%. El informe señala que, con estos dos datos juntos, la productividad energética de EE.UU. (la relación entre el PIB de EE.UU. y el consumo total de energía de EE.UU.) aumentó un 3,8% interanual. De hecho, desde 1990, la tasa compuesta de crecimiento anual (TCAC) de la electricidad ha ido disminuyendo lentamente hasta alcanzar el 1,0% en 2023, mientras que el PIB del país ha crecido más de un 400% durante ese periodo.

La adición de una nueva capacidad eólica y solar significativa, combinada con una demanda de electricidad constante, ha contribuido a una reducción de las emisiones tanto del sector como del país en su conjunto.

En conjunto, las fuentes de electricidad de bajas emisiones, excluida la nuclear, registraron un aumento marginal de 962 TWh a 972 TWh de generación. El crecimiento plano se debió a que la hidroelectricidad cayó algo más del 6%, mientras que la eólica descendió casi un 2%. En conjunto, teniendo en cuenta el crecimiento del 1% y el descenso del 2% de la demanda de electricidad, las energías renovables cubrieron el 23% de toda la generación, marcando un nuevo récord. Si añadimos la energía nuclear, el 41,1% de toda la electricidad generada procedía de fuentes con cero emisiones de carbono, otro récord histórico.

Una de las razones del gran volumen de crecimiento del despliegue en 2023 fue un repunte tras la ralentización de 2022 debida al COVID y a las limitaciones de la cadena de suministro. El mayor aumento de precios se produjo en los módulos solares, muy influidos por un aumento significativo de los costos del polisilicio. Sin embargo, desde entonces, los precios del polisilicio han caído bruscamente, y los precios de los módulos se han mantenido cerca de mínimos históricos durante los últimos meses.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

“El litio es para las y los mexicanos”
17 julio 2024 Sobre la disputa jurídica que la empresa Ganfeng Lithium mantiene contra México, sobre una concesión que años previos recibió para explotar el litio...