Adquiere el Estado México 13 centrales de generación de energía eléctrica propiedad de Iberdrola

Share

Este martes 4 de marzo, el Presidente López Obrador se reunió en Palacio Nacional con Ignacio Sánchez Galán, presidente global de Iberdrola. El motivo: la adquisición de 13 centrales de generación de energía eléctrica que la empresa española tiene en México.

Esta operación ya es calificada como la más grande de la historia del sector eléctrico mexicano.

Este acuerdo es calificado por el Jefe del Poder Ejecutivo Federal como una nueva nacionalización de la industria eléctrica y el rescate de la Comisión Federal de Electricidad.

En la reunión estuvo presente, Rogelio Ramírez de la O, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, quien ofreció los detalles generales de esta operación: “El costo estimado de la operación es de 6 mil millones de dólares. Cantidad que no se agregara a la deuda presupuestal del gobierno de México” y más adelante añadió: “A la CFE le enriquece esta transacción porque no le agrega deuda a la propia Comisión Federal de Electricidad, la cual no se ve comprometida desde el punto de vista financiero.”

Ramírez de la O, informó que el Fondo Nacional de Infraestructura, el FONADIN, entidad que tendrá la mayoría del capital de la transacción y será el vínculo principal para refinanciar la operación de adquisición.

El secretario de Hacienda y Crédito Público: “La transacción será completada a lo largo de los próximos cinco meses, al final de este periodo será la Comisión Federal de Electricidad quien opere las 13 plantas de Iberdrola.”

Entre las plantas generadoras de energía en la transacción se encuentran centrales de ciclo combinado y de energías renovables.

Rogelio Ramírez de la O: “Con esta operación, la Comisión Federal de Electricidad incrementará su capacidad de generación de energía eléctrica que pasa del 39 por ciento al 55 por ciento de generación total. En la región noreste del país, por ejemplo, la CFE incrementará su capacidad de generación del 7 por ciento al 45 por ciento. El beneficiario final de esta operación es el pueblo de México.”

Cuyoaco Puebla 3era planta de Iberdrola en México. Imagen de Iberdrola

En su momento, el Presidente López Obrador se refirió a las discrepancias que tuvo al inicio de su gobierno con Iberdrola México, discrepancias, quien dijo, hoy están solventadas gracias al diálogo.

El Presidente enumero cinco puntos sobre los cuales se basa el acuerdo concretado con la empres eléctrica europea.

El primero es: el gobierno de la República, a través de la Secretaría de Hacienda y de la Comisión Federal de Electricidad, adquiere 13 plantas de generación de energía eléctrica a la empresa Iberdrola.

Segundo punto: el costo estimado de esta operación, como lo mencionó el secretario de Hacienda, Rogelio Ramírez de la O es de alrededor de cinco mil 943 millones de dólares, casi seis mil millones de dólares.

Tercer punto: de esta manera la Comisión Federal de Electricidad pasa de generar 39.6 por ciento a 55.5 por ciento de toda la energía del país; es decir, se convierte la Comisión Federal de Electricidad en empresa mayoritaria, es la empresa pública mayoritaria para generar energía eléctrica. Y también, como lo mencionó Rogelio, de manera especial en la región noreste, su participación pasará de 6.7 a 44.8 por ciento.

Cuarto punto: si a ello anexamos que se están construyendo plantas, se están rehabilitando hidroeléctricas con nuevas turbinas, todo esto a cargo de la Comisión Federal de Electricidad, podemos afirmar que el Estado mexicano mantendrá a finales del sexenio alrededor del 65 por ciento de toda la generación de energía eléctrica, lo cual significa el rescate definitivo de una empresa pública fundamental, como es la Comisión Federal de Electricidad, para garantizar el abasto permanente de energía eléctrica, atender la demanda creciente de energía, porque en nuestro país está recibiendo mucha inversión extranjera, está creciendo, se están instalando nuevas empresas que necesitan y seguirán demandando de energía eléctrica.

Con esto resolvemos para el corto, el mediano plazo todo el consumo de energía eléctrica que requiere el país en pleno crecimiento.

Y lo más importante de todo, de esta forma garantizamos que no aumenten los precios de la energía eléctrica a los consumidores, como ha venido sucediendo en los últimos cuatro años. Vamos a terminar en septiembre del año próximo nuestro mandato y no van a haber aumentos en el consumo de la energía eléctrica, y la Comisión Federal de Electricidad va a seguir garantizando este servicio a todos los mexicanos.

Quinto punto: de acuerdo con lo que aquí mencionó Ignacio (Sánchez Galán, presidente de Iberdrola) la importancia del respeto a la política de cada país, esto significa, sin exagerar, esta operación, que le da mayoría en la generación de energía eléctrica a la Comisión Federal de Electricidad, esto significa el rescate de la Comisión Federal de Electricidad y es una nueva nacionalización de la industria eléctrica.

Nosotros entendemos y somos respetuosos de otras políticas, pero consideramos que es muy importante el que nuestro país mantenga empresas públicas como la Comisión Federal de Electricidad y como Petróleos Mexicanos. No debemos de apostar a la privatización en actividades sociales y en actividades estratégicas para el pueblo y para la nación.

Primero en comunidades de Oaxaca, hoy en poblaciones en situación de vulnerabilidad de San Luis Potosí. Imagen de la Fundación Iberdrola México

En la reunión tomó la palabra Ignacio Sánchez Galán, presidente global de Iberdrola: “Presidente, hace dos años estuvimos acá, nos pidió que negociáramos, que dialogáramos, que llegáramos a acuerdos. Dos años más tarde, hemos dialogado, hemos hablado y hemos llegado a acuerdos, acuerdos siempre con el mismo espíritu, el espíritu del respeto a las políticas de cada uno de los países donde estamos.

Hemos entendido cuál es la política energética de su gobierno y nos ha llevado a buscar una situación que sea buena para el pueblo de México y que al mismo tiempo cumpla con los intereses de nuestros accionistas. Hemos hablado de algunos de ellos a lo largo de esta conversación.

Nuestro deseo es seguir colaborando con México, lo llevamos haciendo 22 años de la forma y manera que el gobierno mexicano desee. Somos una empresa, en este momento la segunda del mundo eléctrica por capitalización, la primera en Europa, y nuestro deseo es trabajar de la mano del Gobierno de México en aquello que podamos ayudar en beneficio de los mexicanos.

Somos líderes mundiales en energías renovables, somos líderes en líneas de transmisión, somos líderes en una serie de campos y estaríamos deseando y encantados de poder colaborar con el Gobierno de México, siempre respetando su política de país.”

En la reunión en Palacio Nacional también estuvieron presentes Enrique Alba, gerente de Iberdrola en México; David Mesonero, director general Desarrollo de Iberdrola; Manuel Bartlett Díaz, director general de la Comisión Federal de Electricidad; y Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda.

Captura de video, gobierno municipal de San Pedro Pochutla, Oaxaca. Iberdrola II en Oaxaca

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.