Manufactura fotovoltaica, un punto de estrés en la transición energética global

Share

Una reflexión global que comparte la Agencia Internacional de Energía sobre su estudio ya hecho público sobre la manufactura de equipos fotovoltaicos que se concentra cada vez más en el todavía país más poblado del planeta.

Foto de archivo de Huawei

Imagen de archivo de Huawei

“China ha reducido los costos de fabricación de energía solar fotovoltaica, lo que ha ayudado a impulsar el éxito de la tecnología y, al mismo tiempo, ha resultado en una gran concentración de suministros fotovoltaicos mundiales.

Asegurar una transición segura a cero emisiones netas requerirá mayores esfuerzos para expandir y diversificar la producción global de paneles solares cuyas cadenas de suministro global actualmente están fuertemente concentradas en China, menciona el reporte más reciente de la Agencia Internacional de Energía, publicado el pasado mes de julio.

Las políticas industriales y de innovación chinas centradas en expandir la producción y los mercados de paneles solares han ayudado a que la energía solar fotovoltaica se convierta en la tecnología de generación de electricidad más asequible en muchas partes del mundo. Sin embargo, esto también ha provocado desequilibrios en las cadenas de suministro de energía solar fotovoltaica, según el Informe especial de la IEA sobre las cadenas de suministro mundiales de energía solar fotovoltaica, el primer estudio de este tipo realizado por la Agencia.

La capacidad de fabricación mundial de paneles solares se ha trasladado cada vez más de Europa, Japón y Estados Unidos durante la última década a China, que ha tomado la delantera en inversión e innovación. La participación de China en todas las etapas clave de fabricación de paneles solares supera el 80 por ciento en la actualidad, según el informe, y para los elementos clave, incluidos el polisilicio y las obleas, se espera que aumente a más del 95 por ciento en los próximos años, según la capacidad de fabricación actual bajo construcción.

Fatih Birol, Director de la AIE: “China ha sido fundamental para reducir los costos de la energía solar fotovoltaica en todo el mundo, con múltiples beneficios para las transiciones de energía limpia. Al mismo tiempo, el nivel de concentración geográfica en las cadenas de suministro globales también plantea desafíos potenciales que los gobiernos deben abordar. La aceleración de las transiciones de energía limpia en todo el mundo ejercerá una mayor presión sobre estas cadenas de suministro para satisfacer la creciente demanda, pero esto también ofrece oportunidades para que otros países y regiones ayuden a diversificar la producción y hacerla más resistente.”

Cumplir los objetivos internacionales de energía y clima requiere el despliegue global de energía solar fotovoltaica para crecer a una escala sin precedentes. Esto, a su vez, exige una importante expansión adicional en la capacidad de fabricación, lo que genera preocupaciones sobre la capacidad del mundo para desarrollar rápidamente cadenas de suministro resistentes. Por ejemplo, las adiciones anuales de capacidad de energía solar fotovoltaica a los sistemas eléctricos de todo el mundo deben cuadruplicarse con creces para 2030 para estar en línea con el camino de la AIE para alcanzar cero emisiones netas para 2050. Capacidad de producción global para los componentes clave de los paneles solares: polisilicio, lingotes, obleas, celdas y módulos, tendrían que duplicarse con creces para 2030 con respecto a los niveles actuales y las instalaciones de producción existentes tendrían que modernizarse.

Fatih Birol: “A medida que los países aceleran sus esfuerzos para reducir las emisiones, deben asegurarse de que su transición hacia un sistema de energía sostenible se construya sobre cimientos seguros. Las cadenas de suministro globales de energía solar fotovoltaica deberán ampliarse de una manera que garantice que sean resistentes, asequibles y sostenibles.”.

Los gobiernos y otras partes interesadas de todo el mundo han comenzado a prestar cada vez más atención a las cadenas de suministro de fabricación de energía solar fotovoltaica, ya que los altos precios de los productos básicos y los cuellos de botella en la cadena de suministro han provocado un aumento de alrededor del 20 por ciento en los precios de los paneles solares durante el último año. Estos desafíos, particularmente evidentes en el mercado del polisilicio, un material clave para fabricar paneles solares, han provocado retrasos en las entregas de energía solar fotovoltaica en todo el mundo y precios más altos. El informe especial de la IEA argumenta que estos desafíos requieren una atención y un esfuerzo aún mayores por parte de los responsables políticos en el futuro.

El informe examina las cadenas de suministro de energía solar fotovoltaica desde las materias primas hasta el producto terminado, cubriendo áreas como el consumo de energía, las emisiones, el empleo, los costos de producción, la inversión, el comercio y el desempeño financiero.
Encuentra, por ejemplo, que la fabricación de energía solar fotovoltaica con uso intensivo de electricidad se alimenta principalmente de combustibles fósiles en la actualidad debido al papel destacado del carbón en las partes de China donde se concentra la producción. El aumento de la descarbonización de los suministros de electricidad y una mayor diversificación de las cadenas de suministro de energía solar fotovoltaica deberían ayudar a reducir esta huella en el futuro, señala el informe.

Debido a que la diversificación es una de las estrategias clave para reducir los riesgos de la cadena de suministro en todo el mundo, el informe evalúa las oportunidades y los desafíos de desarrollar cadenas de suministro de energía solar fotovoltaica en términos de creación de empleo, inversión, costos de fabricación, emisiones y reciclaje. Encuentra que las nuevas instalaciones de fabricación de energía solar fotovoltaica a lo largo de la cadena de suministro global podrían atraer 120 mil millones de dólares de inversión para 2030. Y el sector de energía solar fotovoltaica tiene el potencial de duplicar la cantidad de empleos de fabricación de energía fotovoltaica a 1 millón para el 2030, con la mayor cantidad de empleo, áreas intensivas en la fabricación de módulos y células.

El informe especial resume los enfoques de política que los gobiernos han adoptado para apoyar la fabricación nacional de energía solar fotovoltaica y destaca las áreas prioritarias de acción para mejorar la seguridad del suministro y abordar desafíos clave como la sostenibilidad ambiental y social, los riesgos de inversión y la competitividad de costos.”

Aquí el reporte completo

 

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

“Vienen más de 3 mil MW en proyectos de generación de energía bajo tecnologías renovables”
18 julio 2024 Eduardo Sánchez, director de la Agencia Estatal de Energías Renovables del gobierno de Nuevo León en entrevista para pv magazine tras su intervención...