América del Norte tiene potencial para 126 GW de FV flotante

Share

A finales de septiembre, la capacidad instalada acumulada a nivel global de las plantas fotovoltaicas flotantes era de 1.1 GW, según el informe “Where Sun Meets Water” del Banco Mundial. Ese es el hito alcanzado por la FV convencional en 2000, señalan los autores del estudio.

“Si la evolución de la fotovoltaica convencional es un indicio, la energía solar flotante podría avanzar al menos tan rápidamente, aprovechando todas las reducciones en los costos alcanzados por el despliegue de la energía fotovoltaica”, se afirma en el informe.

Los especialistas del Banco Mundial han descrito tres escenarios para el crecimiento potencial de la energía solar flotante. En el primer escenario, más conservador, en el que suponen que la fotovoltaica flotante ocupará solo el 1% de las superficies de agua dulce creadas por el hombre, se pronostica una capacidad instalada potencial de 400 GW. De esto, 101 GW estarían en África, mientras que Norteamérica y Europa tendrían respectivamente 126 GW y 20 GW. El Medio Oriente y Asia tendrían una cuota de 116 GW, mientras que Sudamérica y Australia tienen el potencial de instalar respectivamente 36 GW y 5 GW.

En un segundo escenario, más favorable, en el que el porcentaje de superficies disponibles utilizadas se eleva a 5%, se prevé un potencial de 2.022 GW, con África, Norteamérica, y Medio Oriente y Asia siguen teniendo la mayor cuota, con 506 GW, 630 GW y 578 GW, respectivamente.

Y eso está basado en la tecnología actual …

El mejor escenario propuesto por los autores del estudio prevé un potencial de 4.044 GW, que podría alcanzarse si el 10% de los sitios disponibles en el mundo se utilizaran para la energía solar flotante.

La capacidad máxima potencial de los escenarios se calculó utilizando los niveles de eficiencia de los módulos fotovoltaicos actuales y la superficie necesaria para su instalación, operación y mantenimiento. Con más mejoras tecnológicas y de costos, el potencial de cada escenario podría ser aún mayor.

Según el informe, los costos de la energía fotovoltaica flotante siguen siendo ligeramente más altos que los de la energía fotovoltaica montada en el suelo, y el gasto adicional se relaciona principalmente con la necesidad de flotadores, amarres y componentes eléctricos más resistentes.

“Los gastos totales de capital para instalaciones fotovoltaicas flotantes llave en mano en 2018 generalmente oscilan entre $ 0,80 y $ 1,20 por Wp, dependiendo de la ubicación del proyecto, la profundidad del agua, las variaciones en esa profundidad y el tamaño del sistema”, dijeron los autores del informe.

Combinar la fotovoltaica flotante con la hidroelectricidad

Los expertos del Banco Mundial, además, destacan que los proyectos fotovoltaicos flotantes pueden ser particularmente útiles en las represas hidroeléctricas.

“La capacidad solar se puede utilizar para aumentar el rendimiento energético de dichos activos, y también puede ayudar a administrar los períodos de baja disponibilidad de agua al permitir que la central hidroeléctrica funcione en “peak mode” en lugar de la modalidad “carga básica”, agrega el informe.

El estudio también señala el potencial de la tecnología solar cercana a la costa, al tiempo que destaca la necesidad de abordar problemas como las condiciones más exigentes de la superficie del agua; la necesidad de un amarre y anclaje más críticos en medio de grandes movimientos de mareas y corrientes; y un requisito para componentes más duraderos, debido a la salinidad.

“La prioridad en los próximos años debería ser realizar implementaciones estratégicas de energía solar flotante en sitios donde ya es económico”, señala el informe.

Varios mercados solares emergentes se están abriendo a la energía solar flotante, incluidos Vietnam, Afganistán, Azerbaiyán y Kirguistán, entre otros.