Las altas presiones del Pacífico empujaron aire despejado sobre el oeste norteamericano en abril

Share

Los patrones de irradiancia de abril de 2024 sobre América del Norte se vieron modificados por una anomalía de alta presión en el Pacífico y aire más seco sobre los trópicos, ofreciendo resultados de irradiancia favorables para las grandes regiones solares del suroeste. Los activos solares de Texas obtuvieron resultados ligeramente inferiores a la media a largo plazo, ya que los sistemas de baja presión y un brote de tornados a finales de mes afectaron a la irradiancia.

Florida y partes de México registraron una irradiancia solar superior a la media en abril, beneficiándose de masas de aire tropical inusualmente secas. La irradiancia solar de Florida superó en un 10% la media de abril, y la de México también aumentó en un 5%. Estas zonas suelen ser los puntos más brillantes de Norteamérica durante el mes de abril, con una media a largo plazo de hasta 7,7 kWh/día en México y 6,6 kWh/día en Florida.

El aumento del potencial solar se debió a una amplia franja de humedad relativa por debajo de la media en los trópicos, que redujo considerablemente la nubosidad e impulsó la producción fotovoltaica.

Una importante anomalía de alta presión en el Pacífico favoreció unas condiciones más estables y empujó una profunda capa de aire más seco sobre el oeste de Estados Unidos, lo que se tradujo en cielos más despejados. Mientras que las regiones costeras registraron una irradiancia media o ligeramente superior a la normal, los estados del Medio Oeste, incluidos Iowa, Nebraska, Kansas y Wyoming, recibieron hasta un 110% de los niveles normales.

Por el contrario, Texas, el noreste de Estados Unidos y algunas zonas de Canadá registraron una irradiancia solar inferior a la media, debido principalmente a la persistencia de sistemas de bajas presiones y tormentas. Texas registró cifras de irradiancia en torno a un 5% por debajo de la norma, mientras que el estado de Nueva York y las zonas canadienses adyacentes registraron un descenso del 10%.

Las condiciones adversas, incluidas las precipitaciones superiores a la media y la nubosidad provocada por las fuertes tormentas, dificultaron considerablemente la generación fotovoltaica. Además, entre el 26 y el 29 de abril se produjo un brote de mal tiempo en Texas que provocó tornados y granizo de gran tamaño, lo que supuso un riesgo no sólo para la irradiación, sino también para la integridad física de las instalaciones fotovoltaicas y la infraestructura de transmisión eléctrica.

Solcast elabora estas cifras mediante el seguimiento global de nubes y aerosoles con una resolución de 1 a 2 km, utilizando datos de satélite y algoritmos AI/ML propios. Estos datos se utilizan para impulsar modelos de irradiancia, lo que permite a Solcast calcular la irradiancia a alta resolución, con un sesgo típico inferior al 2%, y también previsiones de seguimiento de nubes. Estos datos son utilizados por más de 300 empresas que gestionan más de 150 GW de activos solares en todo el mundo.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.