Prepararse ante posibles incrementos en el costo de los combustibles

Share

Leopoldo A. Salinas. Desarrollo de negocios en Acclaim Energy

Típicamente nos hemos concentrado en la problemática del sector eléctrico y del gas natural, pero últimamente algunos de nuestros clientes nos han solicitado que cubramos otros combustibles ya que también sus empresas son impactadas en sus costos principalmente por el tema de transporte, por lo que en las siguientes líneas atenderemos esta solicitud.

Es un hecho de que la invasión rusa a Ucrania ha aumentado la presión sobre los mercados energéticos a nivel mundial, y México no ha sido ajeno a esta situación.

A lo que ahora algunos expertos llaman al referido conflicto como la “cuarta crisis petrolera del mundo” (después de la guerra de Yom Kippur de 1973, las huelgas de trabajadores petroleros de Irán de 1978 y la invasión de Kuwait por Irak en 1990) ha obligado a replantear en México el precio del gas LP que ha estado fuertemente regulado desde la segunda mitad del año pasado registrando aumentos de hasta 6.4 por ciento, mientras que los precios en las gasolineras han subido más allá del alcance del esquema tradicional de estabilización de precios de combustibles del país.

Por otro lado, el crudo Maya alcanzó niveles impensables hace apenas un año, cuando en aquel entonces se vendía en alrededor de $65/barril, y cuando inició el conflicto llegó a cotizarse por encima de los US$110/barril.

El aumento en los precios del crudo tiene un impacto directo en los precios de la gasolina y el diésel, no solo porque el país importa entre el 60 por ciento y el 70 por ciento, sino porque lo que se procesa localmente en las refinerías de Pemex requiere un componente de crudo liviano que se tiene que adquirir e importar del extranjero.

Los futuros de la gasolina RBOB (Reformulated Blendstock for Oxygenate Blending) en el NYMEX a principios de este año se situaban sobre niveles de 2.25 dólares por galón con una ligera alza para los meses subsecuentes, pero a partir del 25 de febrero fue cuando se empezó a registrar el rally que llevó este índice de 2.72 dólares a niveles cercanos a 3.70 dólares a finales de la primera semana de marzo. En la última semana de marzo el precio para el Calendario de Abril-22 se sitúa en alrededor de 3.18 dólares por galón; para el de Diciembre en 2.51 dólares por galón.

Observamos algunos reportes que aseguran que en la Ciudad de México los precios de la gasolina llegaron a registrar valores superiores a 30.4 pesos/litro en algunas estaciones de servicio. En respuesta a esa situación, las autoridades de la Secretaría de Hacienda publicaron a principios de marzo un decreto en el Diario Oficial aumentando el apoyo fiscal a los precios de los combustibles con el que se busca suavizar su incremento.

El Estado Mexicano subsidia un gravamen especial a los combustibles, el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), a medida que suben los precios, buscando mantenerlos sin cambios para el bolsillo de los consumidores. Pero durante la segunda quincena de febrero, cuando los precios del petróleo superaron la barrera de los 120 dólares por barril, el subsidio alcanzó su tope para algunos productos, cubriendo el 100 por ciento del IEPS por lo que no se puede evitar del todo que los precios al consumidor sigan subiendo.

La nueva medida aplicable le permite a Hacienda que fije un subsidio adicional por un período de tiempo determinado que puede ajustar a través de nuevas publicaciones en el Diario Oficial de la Federación y podrá aplicarlo de forma inmediata y se mantendrá vigente hasta finales de 2024. Esta medida se estaría financiando gracias a los mayores ingresos derivados de las exportaciones actuales de petróleo de Pemex.

Aunque esta medida blinda por ahora el encarecimiento de la gasolina para el público mexicano, no debemos olvidar que el gobierno ha dicho en muchas ocasiones que quiere que México deje de exportar su producción de crudo lo antes posible y, en cambio, lo refine localmente; por lo que si continúan con su política de reducir sus exportaciones estaríamos ante un panorama en el que el subsidio sería difícil de mantener en el tiempo.

Los precios subsidiados de las gasolinas en México ahora resultan más atractivos que los que se están ofreciendo en California, de manera que resulta que muchos automovilistas están ahora cruzando la frontera hacia Baja California para llenar los tanques de sus vehículos, ya que el galón en aquel estado se está ofreciendo en 5.9 dólares mientras que en Tijuana lo pueden comprar en poco menos de 4.0 dólares. En Texas todavía se registran precios por debajo de 4.0 dólares por galón.

Ahora bien, por el lado del mercado de gas natural, la crisis en Europa supone para México un mayor riesgo de incremento de precios de la molécula toda vez que los Estados Unidos puedan enfocar sus esfuerzos en atender el mercado en aquel continente, toda vez que el combustible es mejor pagado.

En ese sentido, el pasado 18 de marzo el gobierno norteamericano se comprometió a acelerar las aprobaciones de proyectos de gas natural licuado y coordinar suministros adicionales de este combustible a Europa para poner fin a la dependencia de ese continente de los combustibles fósiles rusos para 2027.

Como referencia: Ocho terminales de GNL operan en los Estados Unidos, bombeando 14 mil millones de pies cúbicos (400 millones de metros cúbicos) por día, y otras catorce terminales ya han sido aprobadas por la Comisión Federal de Regulación de Energía (FERC), doce de ellas en la costa del Golfo de México en donde verán cómo se acelera la construcción de dichas plantas en los próximos meses: cinco proyectos en Louisiana, con siete más en Texas y Mississippi. Cada planta de licuefacción requerirá una inversión de entre 10 y 20 mil millones de dólares.

En los Estados Unidos no hay un impacto sustancial en los precios del gas natural todavía, al menos no de la forma que lo sufrimos en febrero de 2021 y, ante el aumento de la demanda internacional y a la falta de infraestructura, no es posible producir más gas natural licuado en el corto plazo que el que se está produciendo ahora mismo.

México no ha podido aumentar su producción doméstica de gas natural, y tampoco ha buscado resolver el problema de la falta de infraestructura para almacenarlo, por lo que su exposición se agrava ante posibles recortes de gas, fluctuaciones en el precio de Henry Hub, rematado por la del tipo de cambio.

En referencia a los precios observados, después de dos semanas de presión a la baja sobre los precios, los futuros del gas natural de América del Norte saltaron la penúltima semana de marzo debido a las renovadas preocupaciones sobre la guerra en Ucrania.

En la última semana de marzo los precios de futuros NYMEX para Abril-22 registran valores cerca de 5.5 dólares/MMBtu, en el mismo período el calendario para Mayo-22 lo hace en un valor superior a 5.55 dólares/MMBtu.

En Acclaim Energy estamos continuamente monitoreando los precios de los commodities energéticos, si tiene alguna pregunta adicional o quisiera tener una mayor visibilidad en cómo estos precios podrían estar afectando a la competitividad de su empresa nos ponemos a su disposición para platicarlo y ayudarlo a formular una estrategia sobre estos temas. En nuestra página www.acclaimenergy.com.mx podrá encontrar un formulario para solicitar una reunión.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

México y la Inversión Extranjera Directa de los sectores energía y electromovilidad al 1er semestre del 2024
09 julio 2024 Marcelo Ebrard, quien será el titular de la Secretaría de Economía en el gobierno de la virtual Presidenta Electa, Claudia Sheinbaum, da a conocer una...