Nuevas baterías de aluminio para el almacenamiento de energías renovables

Share

Científicos de la Universidad de Tecnología Chalmers de Suecia y del Instituto Nacional de Química de Eslovenia afirman que han creado baterías de aluminio con una mayor densidad energética y aplicaciones de almacenamiento de energía renovable potencialmente amplias.

Comparado con las típicas baterías de aluminio, que utilizan un ánodo de aluminio y un cátodo de grafeno, el nuevo dispositivo presenta un cátodo orgánico nanoestructurado hecho de antraquinona, una molécula a base de carbono.

En el artículo “Concept and electrochemical mechanism of an Al metal anode ‒ organic cathode battery”, publicado en Energy Storage Materials, los investigadores explicaron que la antraquinona permite el almacenamiento de portadores de carga positiva del electrolito, lo que asegura que su dispositivo tenga el doble de densidad energética que las baterías de aluminio convencionales. “Debido a que el nuevo material de cátodo hace posible el uso de un portador de carga más apropiado, las baterías pueden aprovechar mejor el potencial del aluminio”, afirmaron los investigadores.

Cloro

La versión actual del electrolito, sin embargo, contiene cloro que el equipo de investigación quiere eliminar.

Los científicos afirman que, aunque la tecnología de almacenamiento de aluminio está muy lejos de la producción comercial, el nuevo dispositivo podrá competir o complementar el almacenamiento de iones de litio. “Hasta ahora, las baterías de aluminio son solo la mitad de densas en energía que las de iones de litio, pero nuestro objetivo a largo plazo es lograr la misma densidad energética”, afirma el documento.

En principio, el aluminio funciona mejor que el ión-litio como portador de carga, según el grupo de investigación. “Además, las baterías tienen el potencial de ser significativamente menos dañinas para el medio ambiente”, dijo el coautor de la investigación Patrik Johansson.