Tecnología de contacto posterior de SunPower tiene exención de los aranceles de Trump

Share

El productor estadounidense de paneles fotovoltaicos de alta eficiencia SunPower, que tiene también una fábrica en Ensenada, en Baja California, ha obtenido la exención de las tarifas de la Sección 201 que la administración Trump impuso a los productos solares importados para las células solares y los módulos que incorporan la tecnología de celda de contacto posterior interdigital (IBC).

La exención es específicamente para células IBC y módulos hechos de células que tienen “más de 100 dedos interdigitados de cobre sólido recubierto de estaño adherido a la parte posterior de la celda, con la porción de cobre de los dedos metálicos que tienen un grosor mayor a 0.01 mm “. No está claro, sin embargo, si esto se aplicaría a los productos de IBC de la coreana LG, que es el único fabricante solar con productos IBC.

Esta exclusión entró en vigencia el 19 de septiembre al presentarse en el Registro Federal. Según SunPower, esto no será retroactivo, lo que significa que se perderán las tarifas pagadas en los últimos siete meses posteriores a la imposición de aranceles el 6 de febrero.

SunPower solicitó una exención en marzo, y esta es una gran victoria para una compañía que ha realizado una serie de grandes sacrificios en una lucha para obtener rentabilidad. También le da a SunPower una ventaja relativa contra otros proveedores de módulos solares de alta eficiencia para los mercados residencial, comercial e industrial.

En un comunicado de prensa, SunPower señala que continúa con su adquisición planificada de SolarWorld Americas y su fábrica en Oregon. La compañía también señala que prevé cerrar esta transacción antes del final del trimestre actual.

“SunPower ahora puede enfocar completamente sus recursos para entregar las mejores soluciones solares a nuestros clientes, desarrollar la próxima ola de tecnología solar a través de la investigación y desarrollo e invertir en la fabricación solar estadounidense”, se lee en un comunicado del presidente y gerente general de SunPower, Tom Werner. “Esto respaldará el liderazgo de la tecnología solar de Estados Unidos y preservará los empleos estadounidenses”.

En su anuncio de que adquiriría la fábrica, SunPower destacó el interés de la Administración Trump en retener la fabricación de los Estados Unidos y aunque se supone que las exenciones de los productos se deben hacer por razones técnicas y no como arreglos quid-pro-quo, esta no sería la primera vez que la Administración Trump elude una norma de gobierno.

El Representante comercial de los Estados Unidos también incluyó una exención para los módulos fabricados a partir de células solares de silicio cristalino de manufactura exclusiva en los Estados Unidos. Sin embargo, como no hay proveedores de células comerciales en aquél país y solo dos grandes fábricas que producen dichas células para su propio consumo (SolarWorld Americas y Panasonic / Tesla Gigafactory en Buffalo), no está claro a quién correspondería.