Noticias de EE. UU.

Share

Hanwha Q Cells ha anunciado que abrirá una fábrica de ensamblaje de módulos solares en Estados Unidos en 2019. El comunicado de prensa dice que, si bien la capacidad exacta de la nueva fabrica sigue sin revelarse, superará los 1.6 GW por año.

Esta es una capacidad anual mayor que la de cualquiera de las fábricas que First Solar está planeando para Ohio o la “gigafactory” de Tesla / Panasonic en Upstate New York, y por lo tanto será la más grande en el Hemisferio Occidental.

La instalación estará ubicada en el condado de Whitfield, Georgia, cerca de la frontera con Tennessee. Los respresentants de Hanwha dijeron que el condado de Whitfield le otorgará beneficios por valor de $ 30 millones al ofrecer terrenos gratis y la reducción de impuestos.

La compañía dijo que el producto suministrado será módulos PERC para instalaciones sobre cubierta y plantas fotovoltaicas para los Estados Unidos. Las células solares se suministrarán a la instalación desde la fábrica de la compañía en Corea del Sur.

Mientras tanto, la eléctrica Nextera ha anunciado que realizará 300 MW de proyectos fotovoltaicos, juntos con 300 MWh de proyectos de almacenamiento.

Un primer proyecto, llamado Badger Hollow Solar Farm, estaría ubicado en el suroeste de Wisconsin, en el condado de Iowa, a unas 12 millas al oeste de Dodgeville. El Wisconsin Public Service poseerá 100 MW de esta planta y Madison Gas and Electric (MGE) los restantes 50 MW. El proyecto está siendo desarrollado por Invenergy en colaboración con NextEra.

El proyecto solar Two Creeks estaría ubicado en la ciudad de Two Creeks y la ciudad de Two Rivers en el noreste de Wisconsin, cerca de la planta de energía nuclear Point Beach. El Wisconsin Public Service poseerá 100 MW y MGE 50 MW de Two Creeks. El proyecto está siendo desarrollado por una subsidiaria de NextEra Energy Resources.

Se espera que el costo total de ambos proyectos sea de aproximadamente $ 390 millones.

La construcción de ambos proyectos está prevista para la primavera de 2019, y ambos proyectos deberían entrar en operación a fines de 2020.