Por qué Coahuila es la tierra prometida de la solar en México

Share

Coahuila acoge actualmente la mayor planta fotovoltaica de América y la mayor cantidad de potencia instalada de fuente solar. El estado, a pesar de sus problemas de inseguridad, se está afirmando como el campeón de la energía fotovoltaica de México en virtud de algunos elémentos clave que hacen de él el destino favorito de muchos proyectos.

En una conversación con Israel Hurtado, Secretario General de Asolmex, hemos intentado descubrir cuáles son estos elementos claves y qué perspectivas tiene Coahuila en cuanto a todos los segmentos de la solar.

“Lo primero que hay que destacar es que la inseguridad crónica de Coahuila no representa de ninguna manera un obstáculo a las inversiones en proyectos de energía solar, y en general, en las renovables,” dijo Hurtado. Según él, además, aunque la inseguridad, típica por otra parte de todos los estados del Norte del país, sea preocupante, hasta la fecha para ninguno de los proyectos solares diseminados en la región se han podido registrar problemas de algún tipo derivado de estas cuestiones.

Otro elemento que está favoreciendo la buena acogida de proyectos solares de gran tamaño, además, son los trámites administrativos para su realización que, según Hurtado, son más rápidos y ágiles que en otros estados. “La actual administración, así como la administración anterior, han trabajado muy bien coordenando todas las cuestiones administrativas entre las autoridades federales y los municipios,” agregó él.

La reciente transformación del clúster Minero en el clúster de Energía, por otra parte, representa una demostración de la importancia que los proyectos energéticos, sobre todo de renovables, han adquirido en la economía del estado. “Sobre todo la industria minera podría aprovechar de las ventajas económicas de la energía solar,” subrayó Hurtado. Según él, además, toda la industria del estado, incluida la minera, podría abastacerse de energía solar a través de PPAs privados, logrando así disminuir el importe de sus facturas eléctricas.

Un elemento adicional que está fomentado proyectos de fotovoltaica en la región es tambien su amplia dispobilidad de tierra desértica y semidesértica, así como sus bajos costes. “Se trata de precios muy razonables para superficies en las que no hay agua y no se puede cultivar y en las que, aún más importante, no hay poblaciones indígenas”, siguió explicando Hurtado.

Las capacidades de la red para acoger más potencia fotovoltaica, por otra parte, tampoco representan un problema, ya que el CENACE ya dio luz verde para que más parques solares se puedan conectar a la red en los próximos años.

También para la generación distribuida las perspectivas parecen buenas gracias a que los precios de la electricidad son muy altos y a que la industria y el sector servicios necesitan energía más barata. “Hay que recordar que las temperaturas muy altas que se registran en Coahuila empujan la demanda de aire acondicionado, y que la solar ofrece muchas ventajas también para los propietarios de casas que quieran bajar la factura eléctrica”.