Amparo de la CFE detiene inversiones por 200 mdd: Anes

El amparo interpuesto hace un año por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) contra dos artículos de las disposiciones que regulan la generación de energía eléctrica mediante paneles solares y pequeñas centrales eléctricas (conocida como generación distribuida), ha detenido inversiones por más de 200 millones de dólares del sector industrial, sostuvo la Asociación Nacional de Energía Solar (Anes).

La demanda de la CFE, con número de expediente 610/2017 e interpuesta ante el juzgado décimo primero de distrito en materia administrativa en la Ciudad de México, es contra los artículos 2.1 y 4.2 de las Disposiciones administrativas de carácter general en materia de generación distribuida emitidas por la Comisión Reguladora de Energía (CRE) el 7 de marzo de 2017 y publicadas en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Héctor Hernández, secretario general de la Anes, explicó que la inconformidad de la CFE proviene de que la regulación emitida le obliga a pagar a los generadores pequeños un precio que contempla costos de transmisión y distribución que sólo ella asume.

La CFE dice que no es adecuado, dado que en ese precio marginal local se incluyen costos de generación, transmisión, distribución, gastos administrativos y demás, señaló.

El director ejecutivo de la Anes, Víctor Ramírez, detalló que el país está dividido en poco más de 2 mil 400 nodos, cada uno de los cuales tiene un precio marginal local, que es la suma del costo de generación más el costo de trasmisión e incluye dos factores de generación y transmisión.

Agregó que la CRE determinó que la energía se iba a pagar al mismo precio independientemente de si venía del gran generador que transmite la energía o de generación distribuida.

Lo que sucede es que la CFE dice que no tiene porqué pagar el costo de transmisión al generador exento si éste no está usando la transmisión y de hecho está usando su red de distribución, señaló.

Sin embargo, explicó que el argumento de la industria es que los empresarios no están usando la red de transmisión, pues la energía generada se consume muy cerca de los puntos en los que se genera.

Nosotros lo que decimos es que la generación distribuida ayuda a reducir toda la necesidad de infraestructura en generación, en transmisión y costos administrativos, porque la energía que no se consume específicamente en el sitio donde fue generada se va a las líneas de distribución, que ya están levantadas y tienen la capacidad de distribuir esa energía y se va prácticamente a los vecinos, señaló Hernández.

La Comisión Reguladora de Energía entiende como generación distribuida aquella producida por un generador exento, es decir, por pequeñas centrales eléctricas con producción menor a 0.5 megavatios y que no requieren permiso para generar electricidad.

El secretario general de la Anes asegura que la determinación del costo ha sido un debate mundial en cualquier mercado que se abre a la generación distribuida. Estimó que el amparo de la CFE pudiera haber frenado mil instalaciones industriales y detenido la creación de 8 mil empleos.