En EE.UU., es improbable que California alcance sus objetivos de energía limpia sin la energía solar sobre tejados

Share

De pv magazine Estados Unidos

California, conocida en su día como líder en energías limpias, se ha desviado del camino para cumplir sus objetivos en este ámbito. Esta es la opinión que compartió la semana pasada la Asociación de Energía Solar y Almacenamiento de California (CALSSA) en un panel de discusión en la conferencia Intersolar North America en San Diego, California.

El estado aprobó un proyecto de ley en 2018 con el objetivo de lograr un 100% de electricidad libre de carbono para 2045. El gobernador Gavin Newsom estableció recientemente un objetivo provisional del 90% de electricidad libre de carbono para 2035, acelerando el reloj para el despliegue.

Si se tienen en cuenta los ambiciosos objetivos del estado para la electrificación de todo el hogar y el cese de las ventas de nuevos coches de gasolina para 2035, se espera que la demanda de electricidad aumente drásticamente, lo que hace que estos objetivos sean aún más ambiciosos.

La Comisión de Energía de California (CEC) prevé que el estado necesitará construir 6 GW de energía solar más almacenamiento cada año durante los próximos 26 años seguidos para cumplir el objetivo de 2045. En los últimos cinco años, California sólo ha alcanzado una media de la mitad de la cifra de 6 GW.

“En los dos últimos años hemos empezado a recuperar el ritmo, pero el mercado distribuido [de energía solar en tejados] ha impulsado al menos el 50%”, afirma Bernadette del Chiaro, directora ejecutiva de CALSSA.

En esta marcha hacia una energía 100% libre de carbono, California se disparó a sí misma en el pie al aprobar Net Energy Metering (NEM) 3.0, una política que recorta la compensación a los clientes por exportar energía a la red. En combinación con un entorno de tipos de interés elevados, la rentabilidad de los proyectos solares sobre tejado en California se ha erosionado y la demanda ha implosionado.

Según CALSSA, se han perdido unos 17.000 puestos de trabajo en el sector de la energía solar sobre tejado, la demanda de este tipo de energía se ha reducido en un 80% y la aseguradora de empresas solares Solar Insure ha declarado a pv magazine que el 75% de sus empresas cubiertas se consideran de “alto riesgo” de quiebra. Los principales proveedores mundiales de equipos que cotizan en bolsa, como Enphase y SolarEdge, han realizado importantes recortes de plantilla.

En los últimos años, California ha registrado una media de 2,3 GW de instalaciones de energía solar más almacenamiento a escala comercial, muy por detrás del ritmo necesario para alcanzar el objetivo de mediados de siglo de un 100% de energía libre de carbono. Del Chiaro cree que el objetivo es imposible de alcanzar con un modelo exclusivamente a escala comercial, hacia el que el Estado parece encaminarse.

¿Sólo añadir almacenamiento?
La NEM 3.0 recibió el apoyo de la CPUC para que el Estado pasara de un mercado exclusivamente solar a otro definido por la combinación de energía solar y almacenamiento energético. Aunque el nuevo entorno tarifario favorece la rentabilidad de un proyecto de energía solar más almacenamiento frente a uno aislado, ya no representa un beneficio positivo en términos de flujo de caja para el propietario de la vivienda, lo que lo convierte en una venta muy difícil.

Ross Williams, director ejecutivo de HES Solar, un instalador regional que opera en California, compartió esta sombría realidad en la mesa redonda de Intersolar. Lo que antes era un sistema solar independiente de 20.000 a 25.000 dólares con una amortización de cinco a siete años se ha convertido en un sistema solar más almacenamiento que cuesta de 40.000 a 45.000 dólares y tiene una rentabilidad de nueve a diez años.

“Si lo comparamos con el resto de opciones en el mundo de la inversión, no es una buena opción”, afirma Williams. “Simplemente añadiendo el almacenamiento, el costo aumenta casi el doble”.

Al mismo tiempo, los altos tipos de interés han presionado aún más al sector, encareciendo los préstamos para pagar los sistemas. Williams dijo que un sistema autónomo de 25.000 dólares solía ser una inversión con flujo de caja positivo, lo que significa que, sobre una base anualizada, pagar el préstamo costaría menos que simplemente permanecer con la compañía eléctrica tradicional. Ahora, con un proyecto de 40.000 dólares y unos costos de financiación más elevados, los clientes tendrían que pagar más por la energía con un sistema solar más almacenamiento.

“No es tan sencillo como añadir almacenamiento”, afirma Williams.

Parte de lo que hizo que la decisión NEM 3.0 fuera un desastre para las empresas de energía solar sobre tejado fueron las salvajes oscilaciones del negocio que provocó. En el caso de HES Solar, la avalancha de consumidores que intentaban asegurarse las tarifas NEM 2.0 hizo que en el primer trimestre se registrara un 20% más de ventas que en todo 2022. Una vez que NEM 3.0 entró en vigor en abril de 2023, las ventas se redujeron a cero para HES Solar.

“Tuvimos una venta en mayo. En el primer trimestre vendimos 600 sistemas. Te digo que se redujeron a cero”, afirma Williams.

Cuando llegaron julio y agosto para HES Solar y las ventas seguían siendo el 50% de lo que necesitaban para mantener la plantilla, Williams tuvo que empezar a despedir personal. Una historia similar ha asolado a la mayoría de los instaladores de energía solar para tejados del estado, lo que ha provocado la pérdida de unos 17.000 puestos de trabajo.

CALSSA advirtió de que los próximos dos meses podrían ser incluso peores, ya que suele ser una temporada baja para la energía solar sobre tejado. Según Del Chiaro, es probable que en el primer trimestre de 2024 surjan problemas de liquidez y de funcionamiento.

Cambios
Los panelistas de Intersolar advirtieron de que California puede ser sólo el principio de la caída de la energía solar sobre tejado. Según Del Chiaro, entre 15 y 20 estados ya están estudiando recortes de la medición neta, entre ellos Minnesota, Oregón y Washington. Dijo que las empresas de servicios públicos tienen el viento a su favor ahora, citando la decisión de California de recortar la medición neta como justificación para sus propios recortes.

CALSSA dijo que actualmente está centrada en apoyar cambios que puedan hacer que el sector pase los próximos seis meses, sugiriendo cambios para mantener vivas las empresas. Brad Heavner, director de política de CALSSA, compartió los pasos a seguir para detener la hemorragia. Entre las recomendaciones concretas de CALSSA, que no consisten en anular la NEM 3.0, figuran las siguientes:

  1. No hacer más daño: rechazar el cargo fijo graduado de 30 dólares por ingresos. Simplificar el AB 2143 para proteger a las pequeñas empresas que instalan energía solar y almacenamiento, y no limitar a los contratistas solares con licencia la instalación de energía solar más baterías.
  2. Lanzar la Iniciativa del Millón de Baterías Solares – crear inversiones en almacenamiento de energía para todos los consumidores de todos los niveles de ingresos.
  3. Restablecer el derecho de las propiedades con contadores múltiples a autoconsumir energía.
  4. Ampliar drásticamente los programas de centrales eléctricas virtuales.
  5. Reducir la burocracia: imponer sanciones por incumplimiento de los plazos de interconexión por parte de las empresas eléctricas y simplificar la concesión de permisos a nivel municipal y de condado mediante la plena aplicación de la Ley 379 del Senado.
  6. Reformar el modelo de beneficios de las empresas de servicios públicos: la rentabilidad financiera de las empresas de servicios públicos debe basarse en resultados positivos, no sólo en el gasto de capital.

Tal y como están estructuradas actualmente, las empresas de servicios públicos de California y de gran parte del país tienen un incentivo perverso para gastar dinero de forma ineficiente en proyectos de transmisión. Cuanto más capital gasten las empresas en infraestructuras, más aumentos de tarifas podrán aprobar.

La energía solar instalada por el cliente es preferible a la energía solar centralizada a escala de la empresa cuando se trata de reducir las necesidades de transmisión, los costos y la eficiencia de todo el sistema y las pérdidas en las líneas de transmisión. También reduce la urbanización de terrenos que de otro modo serían utilizables. La mayor instalación de energía solar más almacenamiento de California acaba de entrar en funcionamiento y, para abastecer a más de 200.000 hogares, se han urbanizado más de 1.000 hectáreas de terreno no urbanizado para instalar casi dos millones de paneles solares.

La energía solar instalada por los clientes representa una competencia para las empresas de servicios públicos y reduce directamente su base potencial de ingresos. A cambio, ofrece a los clientes energía local limpia, más eficiente en sus operaciones, más respetuosa con el medio ambiente y con un costo más predecible.

“Conseguir que las empresas de servicios públicos dejen de luchar contra la energía solar de los clientes es, en última instancia, lo que se necesita en California y en todo el mundo”, dijo Heavner. “Llevamos años pensando cómo cambiar este incentivo perverso. Es difícil, pero cada vez se habla más de ello”.

Este contenido está protegido por derechos de autor y no se puede reutilizar. Si desea cooperar con nosotros y desea reutilizar parte de nuestro contenido, contacte: editors@pv-magazine.com.

Popular content

Claudia Sheinbaum: “Durante un breve tiempo fui trabajadora del área de estudios económicos de la CFE”
08 julio 2024 La virtual Presidenta Electa durante su visita a Mexicali, Baja California: “Si en algo hemos coincidió con el Presidente López Obrador y el Licenciad...