Noticias de América Central: Costa Rica

Share

La fotovoltaica había alcanzado una potencia instalada acumulada de unos 27 MW a finales de enero en Costa Rica, según un informe publicado por la Asociación Costarricense de Energía Solar.

Esta capacidad, según el informe, está repartida entre unos 15 MW de instalaciones de generación distribuida para autoconsumo, unos 6 MW de un programa piloto de la eléctrica estatal, el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), y otros 6 MW representados por dos parques solares.

Las dos plantas Miravalle y Juanilama, que tienen una potencia respectiva de 1 MW y 5 MW, son de propiedad de la misma ICE, mientras que el proyecto piloto de la misma empresa antes mencionado incluye instalaciones residenciales, comerciales e industriales.

Según explica la asociación en el informe, los 27 MW de energía solar actualmente instalados en el país permitieron en 2017 una cobertura de la demanda eléctrica de apenas un 0,34 por ciento.

La mayoría de las instalaciones de generación distribuida se ubican en la Gran Área Metropolitana (GAM), que cuenta con aproximadamente el 60 % de la población del país y es la más urbanizada y económicamente desarrollada.

La semana pasada, otras dos instalaciónes comerciales sobre cubiertas fueron finalizadas en el país.

Una de ellas pertenece al Grupo Tical, empresa multinacional del sector logístico de Costa Rica, opera las 24 horas, los siete días de la semana. El consumo de electricidad representaba el 50 % de su costo operativo, así que vio en el autoconsumo fotovoltaico una solución.

El proyecto se desarrolló en dos fases: en la Fase I, que se ejecutó en el primer trimestre de 2017, se instalaron 1.020 paneles solares que sumaron una potencia pico de 326,4 kW.

En la Fase II se añadieron 1.324 paneles más que generaban 430,3 kWp de potencia instalada.

En total, hay instalados 2.344 módulos fotovoltaicos de alta eficiencia, que completan 757,6 kilowatts pico.

Una segunda instalación fue realizada por el productor de galletas Pozuelo. Según informa la empresa en un comunicado, la instalación, que utiliza 224 módulos solares de 320 Watts cada uno, tiene una potencia de 72 kW. La empresa dijo, además, que el sistema solar fotovoltaico estará en capacidad de generar 104,300 kWh anualmente, lo suficiente para abastecer a 36 casas promedio en Costa Rica por un año.

La Asamblea Legislativa de Costa Rica está actualmente discutiendo una nueva ley para la generación distribuida que debería aprobarse antes del fin de 2018. Según Carolina Sánchez, que es empresaria y miembro de la Asociación Costarricense de Energía Solar, las nuevas reglas deberían mejorar la regulación actual que, sin embargo, ya produjo resultados muy buenos en términos de potencia instalada e inversiones. A partir de abril de 2016, Costa Rica tiene de hecho una regulación técnica sobre medición neta que está ya dando resultados, pero que cuenta aún con limitaciones preventivas que afectan a algunos usuarios.