El futuro se “mira hacia adelante”

Paseo de la Reforma, Ciudad de México

Share

A veces las “Verdades de Perogrullo” hay que expresarlas porque no siempre son redundantes. Mirar hacia adelante implica avanzar superando estadios de desarrollo del pasado y que pudieran retomarse para el futuro inmediato. La industria energética que mueve al país debe ver e incorporar las nuevas formas de su producción, los nuevos esquemas de planeación, lo mejor de la tecnología del mundo y por último, aunque no menos importante: rescatar la salud de nuestro medio ambiente, “de nuestra casa común”, en franco proceso de deterioro.

Todo ello, sin olvidar que la Seguridad Energética y el abasto de la energía es una prioridad y obligación del Estado mexicano para todos los mexicanos.

¿Dónde nos quedamos?

Pv-magazine México: ¿Cuáles sus sugerencias para el próximo gobierno federal en el tema de energías renovables?

Hay bastantes que considerar. México se dio una Ley de Transición Energética (LTE), incluso la Ley de la Industria Eléctrica (LIE) y las Reformas Constitucionales hablan de huella de carbón y de bajar las emisiones de CO2 (dióxido de carbono), etc. Y el resultado de estas leyes y de las reformas llevan al fenómeno que hemos conocido como Subastas de Largo Plazo (SLP), y las subastas fueron una sorpresa para el gobierno; hablando con gente de los altos niveles de planeación decían que los tomó por sorpresa.

Si ellos hubieran leído los signos de los tiempos que empezaron en el 2000, los resultados no hubieran sido una sorpresa, pero como eran totalmente ignorantes y estaban metidos en un “castillo de columnas de oro y plata”, sin saber que pasaba afuera, entonces claro, fue una sorpresa.

Dicho esto, entonces se redacta la LTE y aquí se establecen las metas de energías limpias, y uno pudiera pensar que conllevarían obligaciones a cumplirse, de ser así ya estaríamos en una ruta de energías renovables y de descarbonización de la energía por varios motivos:

• Económico.

• Por su faceta ambiental centralizado en el Cambio Climático. El mundo está comprometido a bajar las emisiones de efecto invernadero y el sector energético es uno de los principales emisores.

• Desde el área de salud. Quemar combustibles fósiles producen contaminantes y en la Ciudad de México todos los padecemos por la cantidad de autos en circulación. Aun los que viven cerca de una central termoeléctrica, de las que aún operan, se dan cuenta que la contaminación mata.

Esos tres motivos más otros serían suficientes para pensar que una vez establecida la ley, pudiéramos seguir en esa ruta ascendente de las energías renovables; pero resulta que no, que el Plan Nacional del Sistema Eléctrico y la estrategia de transición para el uso de tecnologías y combustibles más limpios nos están dibujando una ruta oficial, de una “altísimo contenido de gas”.

Pv-magazine México: ¿Esta ruta es definitiva?

No, no es definitiva y es aquí donde necesitamos actuar y trabajar. La ruta diseñada con alto contenido de gas no tiene ninguna justificación económica:

• Resulta más caro y las SLP nos lo demuestran.

• Resulta más contaminante.

• Y con esa ruta, no se cumple con los acuerdos de París.

Pv-magazine México: ¿Considera que el próximo gobierno entiende este panorama energético, querrán revisarlo?

Vamos a hacer todo nuestro esfuerzo para explicar lo suficiente, lo estamos discutiendo con la propia sociedad civil organizada. El tema es algo en lo que ya estamos trabajando y estamos elaborando las evidencias científicas que se necesitan para esto. Vamos a tener todos los elementos para ir con el nuevo gobierno y decirles: “esta no es la ruta correcta y nos saca de los acuerdos internacionales”, y lo principal que debe motivar en este tema a la nueva administración son los compromisos de cambio climático.

Si se entiende que la lucha contra el cambio climático no es una opción y es obligatoria para todos los países, entonces México, siendo un país tan vulnerable porque estamos en medio de dos grandes océanos, nos debe llevar a que las decisiones gubernamentales tienen que pasar, primero por el tamiz del cambio climático y después de eso, lo que quieran.

En el caso de la matriz energética tendrá que estar sujeta al cumplimiento de la ruta de los 2° centígrados y si se puede del 1.5° centígrados, el calentamiento global es evidente, y esto no pasa por los planes que está dejando la administración saliente en términos de plantas e instalación de gas.

Para ofrecerles un dato: se están programando 40 plantas nuevas de ciclo combinado (gas) entre 2018 y 2032: ¿Cuál sentido económico tiene eso? Absolutamente ninguno.
Si eso se plantea de manera oficial entonces los inversionistas podrán participar porque tendrán la seguridad de que el Estado les va a comprar la generación eléctrica producida.

Pv-magazine México: ¿Cómo entender el apostar más por los ciclos combinados sobre las energías renovables que no son caras ni contaminantes?

Algunas situaciones para entenderlas pasan por intereses económicos que nublan la razón.

Pv-magazine México: ¿Por qué, si las inversiones siguen siendo tan cuantiosas en ciclos combinados y en ampliar las redes de gasoductos para llevar gas para la generación de la energía eléctrica, qué hay entonces frente a la opción de las renovables?

Así son las cosas hoy, y creo no deberían ser de esa manera. Al menos así están siendo plasmados en los planes del actual gobierno, y en este planteamiento hay algo “que huele mal”, siguiendo la ruta del gas para la generación de electricidad vía ciclo combinado. Hoy alguien se va a beneficiar construyendo infraestructura que después, en algunos años, se la van a pasar a alguien cuando esa tecnología ya resulte obsoleta.

Pv-magazine México: ¿Es el momento de cambiar la ecuación energética?

Es el momento y es lo que estamos haciendo en Iniciativa Climática de México.

Pv-magazine México: ¿Qué opinión le merece la revisión de contratos asignados tras las rondas petroleras, la idea de dos nuevas refinerías, las acciones que tomará el nuevo gobierno?

Yo le recomendaría al nuevo gobierno que se eche un clavado al futuro. Y el futuro se llama coches eléctricos y están llegando a una velocidad insospechada. Es un cambio tecnológico que tiene toda la razón de ser. Un coche de combustión interna tiene hasta cuatro mil piezas un auto eléctrico tiene 20, simplemente por economía de materiales, por escala. Lo lógico es el auto eléctrico, el de combustión interna produce incluso cáncer.

Lo que detiene el desarrollo en este momento es la economía de escala, nuestro aparato industrial está hecho para adoptar los autos de combustión y esa infraestructura no se quiere abandonar, la industria y el gobierno le tienen miedo al cambio tecnológico, a la pérdida de empleos.

Pv-magazine México: Para concluir la charla ¿Qué le diría al nuevo gobierno federal?

Que tenga en cuenta lo que está pasando en términos de energías renovables y de movilidad eléctrica, esas dos visiones son fundamentales para planear el futuro energético, y las decisiones que se tomen en estas esferas son básicas para ver si vamos a tener un país progresista, limpio, saludable y que contribuya con responsabilidad a combatir el cambio climático u optamos por continuar con un país sucio, contaminante y propiciando un cambio climático que nos va a generar aún mayores consecuencias.

Pv-magazine México. Días posteriores a la entrevista, el virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador dio a conocer a su equipo que lo acompañará en el diseño y conducción de la agenda energética que habrá de desarrollar en los años por venir. Al respeto, el director del Programa de Energía de Iniciativa Climática de México nos ofreció su opinión, hace algunas horas.

“Que el nuevo gobierno entre con ojos frescos, que vea con optimismo la incursión de las energías renovables en la canasta energética productora de electricidad.

Que se analice el impacto positivo que conlleva el concepto de Prosumidores (productor y consumidor), que surge en el ámbito de las energías renovables desde que se instauró la Reforma Energética.

Si ve con buenos ojos a las inversiones privadas que vienen a darle competencia, innovación, eficiencia al sector eléctrico, sería una continuidad muy deseable y sana para la economía, la sustentabilidad y el desarrollo integral del país.

Si se les da “entrada a todos” sus colaboradores cercanos nombrados el pasado viernes como son Carlos Morales, designado como futuro subdirector general de CFE, y a Luis Adalberto González, como coordinador de políticas públicas en energía renovables, la empresa eléctrica mexicana y el sector eléctrico en general, tendrán un gran impulso para el desarrollo global del sector.

No sería conveniente reintroducir a la industria eléctrica en un sistema ideológico en proceso de superación, que condujera a la CFE a estadios ya superados, a un stato quo que podría encarecer la producción de energía con miras a un sistema monopólico que dejo de funcionar. Hay que mirar hacia delante”.

The views and opinions expressed in this article are the author’s own, and do not necessarily reflect those held by pv magazine.